La Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña ha estado probando un dispositivo de ataque con misiles en miniatura en sus aviones de combate Typhoon, según informó el Ministro de Defensa, Stuart Andrew.

El BriteCloud, que es aproximadamente del tamaño de una lata de refresco, está diseñado para proteger a los aviones caza de los últimos misiles guiados por radar. Utilizan potentes emisiones de radar para interrumpir el sistema de objetivos dentro de los misiles aire-aire y tierra-aire, llevándolos a una distancia segura de los objetivos.

Al finalizar las pruebas exitosas, los dispositivos estarán disponibles para las tripulaciones aéreas de primera línea a finales de este año, según informó un comunicado de prensa del gobierno británico.

Andrew afirmó también que la BriteCloud ofrece a la RAF una forma más rentable de mantener la seguridad de los pilotos. Asimismo, aseguró que las pruebas realizadas demuestran que el Reino Unido está cada vez más en el centro de la innovación en materia de defensa, «brindando a nuestras Fuerzas Armadas capacidades de vanguardia y creando empleos de alta tecnología en todo el país», dijo.

Las pruebas iniciaron en abril a bordo del avión Typhoon, donde se dispensaron 33 rondas de BriteCloud, simulando amenazas reales de experiencias en el campo de batalla.

La RAF quiere adaptar el misil para ser operado desde helicópteros militares y aviones C-130 Hércules. Además esperan que también sean utilizados los señuelos por los F-35.

El programa del misil BriteCloud tiene un costo de 34 millones de dólares.

Foto de portada: UPI News

Deja un comentario