El ARA Almirante Irízar arribó a la base naval Puerto Belgrano, donde se le realizarán tareas de mantenimiento. Allí, permanecerá alrededor de un mes, según declararon las autoridades.

Unas de las tareas de mantenimiento a realizar, según informó el Ministerio de Defensa, es el carenado del casco. El rompehielos zarpó de Buenos Aires el pasado 24 de mayo. A bordo, la dotación realizó adiestramiento básico y clases de supervivencia.

También ejercitaron y probaron los sistemas de lucha contra incendio, abandono y supervivencia, control de averías y gobierno de estaciones secundarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí