Especialistas técnicos rusos visitarán Turquía para ayudar a poner en funcionamiento los sistemas de misiles S-400 de fabricación rusa, dijo este lunes, el ministro de Defensa Nacional de Turquía, Hulusi Akar, al canal de televisión Haber Turk.

«El asunto de la compra de la S-400 está cerrado. Debe entenderse que se trata de un trato consumado. Nuestro presidente ha dicho repetidamente eso. El personal técnico llegará de Rusia para instalar el sistema», dijo Akar sin dar el calendario exacto de la visita, aunque sí dijo que «se espera lleguen en los próximos meses».

Asimismo se le consultó sobre la posición de Washington de renunciar a un acuerdo con Turquía para la producción y venta de los aviones F-35 en caso de que continuase con la adquisición del sistema de origen ruso, a lo que el ministro respondió: «si Estados Unidos cambia su postura en el marco del acuerdo, crearemos nuestro propio mundo«.

Akar también rechazó los rumores de los medios de comunicación sobre las demandas de Washington de retirarse del acuerdo con Rusia. «No he recibido tal información», dijo.

La semana pasada, CNN citó a fuentes del Departamento de Estado diciendo que Turquía tenía un plazo de dos semanas para decidirse por la compra de los aviones caza estadounidenses y los sistemas de defensa aérea de Rusia. Según CNN, la fuente habría asegurado que Washington exige a Turquía que cese el contrato S-400 a fines de la primera semana de junio o tendrá que enfrentar las consecuencias negativas.

Por otro lado, un grupo de miembros del Congreso de los Estados Unidos, representado tanto por demócratas como por republicanos, sometió el pasado 16 de mayo a varios comités de la Cámara de Representantes de los EEUU, a una resolución que pide sanciones contra Ankara bajo CAATSA, donde sugiere que se elimine a Turquía del programa F-35 joint strike fighter si dicho país persiste con la compra del S-400.

Foto de portada: TASS

Deja un comentario