La USAF anuncia la creación de un nuevo escuadrón de “Aggressors” para los Red Flag con F-35

0

La Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) ha anunciado que va a crear un nuevo escuadrón de “agresores” para llevar a cabo entrenamientos de combate aéreos disimilares, evaluación y desarrollo de tácticas además del apoyo a los ejercicios Red Flag del Ala 57 de la Base Aérea de Nellis, Nevada, para así expandir y mejorar las capacidades de entrenamiento para cazas de quinta generación.
En particular, el 65º Escuadrón de Agresores reactivado estará equipado con el Lockheed Martin F-35A Lightning II y permitirá replicar algunas de las tácticas y capacidades de los potenciales adversarios de la quinta generación, como el J-20 chino y el Su-57 ruso.

Nueve F-35A serán asignados a la 65ª AGRS, todas las aeronaves de producción temprana que han servido en la Base Aérea de Eglin, Florida, en tareas de prueba/entrenamiento y que no se consideran aptas para el combate. La secretaria de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, señaló: “Esta medida nos permitirá reutilizar los F-35 de producción temprana para ayudar a entrenar a los aviadores para la lucha de alto nivel”.

La Fuerza Aérea también dijo que dos de los primeros F-35A que actualmente se encuentran en pruebas en la Base Aérea Edwards, California, serán reasignados al 24º Escuadrón Táctico de Apoyo Aéreo, también en Nellis.

La reactivación de la 65ª AGRS marca otro punto de inflexión en el el programa de agresores de la USAF. Establecido con el 65º Escuadrón de Armas de Cazas (FWS, más tarde Tactical Fighter Training y Aggressor Squadron/TFTAS, luego Aggressor Squadron/AGRS) en Nellis en 1972, el programa creció hasta comprender dos unidades en Nellis (64º y 65º), una en Filipinas (26º), y otra en Inglaterra (527º).
En 1990 la flota agresora fue prácticamente disuelta, dejando sólo algún F-16 y actúa como escuadrón de desarrollo de tácticas y entrenamiento de apoyo aéreo cercano. Añadiendo el F-35As se destaca uno de los papeles clave que se espera que desempeñe el Lightning II.

Se espera que la transferencia de F-35A al 65º AGRS comience a principios de 2022 cuando se entreguen los aviones de nueva producción a Eglin. La base ha sido seleccionada para albergar un segundo escuadrón de entrenamiento F-35A de la Fuerza Aérea, cuyos aviones serán entregados a partir de finales de 2021, y se espera que todos estén listos para la primavera de 2023. El segundo escuadrón tomará la capacidad sobrante creada por la salida de las actividades de entrenamiento F-35B del Cuerpo de Marines a MCAS Beaufort, Carolina del Sur en 2014, y el traslado inminente de todas las actividades de entrenamiento F-35C de la Marina a NAS Lemoore, California.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí