La Fuerza Aérea de los Estados Unidos realizó un lanzamiento de prueba del misil balístico intercontinental Minuteman III en la Base Aérea de Vandenberg, California.

El cohete desarmado despegó a las 2:42 a.m del día miércoles, según informó KEYT-TV, y el mismo estaba equipado con un vehículo de reentrada de prueba. El misil viajó aproximadamente 4.200 millas hasta el atolón Kwajalein en las Islas Marshall.

Según un comunicado de prensa de la Fuerza Aérea, la prueba fue diseñada para verificar la precisión y confiabilidad del sistema de armas de ICBM en un esfuerzo por «garantizar un seguro nuclear continuo, y efectivo».

El ala de la USAF denominado «90th missile» fue designado para realizar este trabajo en función de su «compromiso demostrado, por su dedicación a la misión y el dominio en el mantenimiento y operación de la fuerza de ICBM», dijo Travis Hilliard, comandante de la Task Force.

Durante una prueba en agosto pasado en Vandenberg, el ICBM experimentó una «anomalía» y fue destruido. El lanzamiento al principio «fue perfecto», pero luego una anomalía creó una «condición de vuelo insegura» y la tripulación decidió destruir el cohete antes de llegar a su destino, dijo el jefe del Comando Estratégico de los EE.UU., el general John Hyten, en el Simposio Deterrance de STRATCOM en Omaha, Nebraska.

Boeing ha estado desarrollando sistemas de misiles Minuteman desde 1958.

El despliegue de Minuteman III comenzó en 1970 con una vida útil prevista de 10 años. Pero en 1993, Boeing comenzó a rediseñar la electrónica de guía del Minuteman III para extender la vida útil del misil más allá de 2020. La primera prueba exitosa con el sistema de guía mejorado de Vandenberg fue en 1998.

Imagen: UPI News

Deja un comentario