Australia anunció que dispondrá de una patrulla marítima para realizar tareas de vigilancia a Corea del Norte. Se trata de la fragata HMAS Melbourne, portadora de misiles guiados. Asimismo, un avión P-8A se unió a las operaciones de vigilancia en Japón, según anunció el ministerio de defensa en un comunicado el viernes.

El despliegue australiano tiene como misión hacer cumplir las sanciones que las Naciones Unidas emitieron a Corea del Norte. El Consejo de Seguridad de EEUU ha aprobado por unanimidad resoluciones que condenan a Corea del Norte por su programa de armas nucleares en curso.

Las sanciones incluyen la prohibición de la venta de equipo militar y cualquier propiedad convertible para uso militar, la congelación de los activos de individuos en el programa nuclear, la prohibición de las exportaciones de Corea del Norte y la prohibición de la importación de gas natural.

Estados Unidos también ha congelado los activos de Corea del Norte y ha prohibido cierta asistencia a gobiernos extranjeros que ayudan a Corea del Norte. Japón y la Unión Europea han emitido sanciones propias, que implican restricciones de intercambios diplomáticos y comerciales con Corea del Norte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí