Presentan un nuevo motor turbofan para impulsar a los cazas furtivos chinos basados en portaaviones

3

Los jóvenes miembros de un equipo de diseñadores chinos de motores aeronáuticos recibirán un premio por el diseño exitoso y el prototipo de prueba de un nuevo motor turbofan de primera clase que ayudará a los aviones de combate chinos a enfrentarse a sus adversarios extranjeros más avanzadas.

Los expertos dijeron el miércoles que es probable que el nuevo motor se instale en los nuevos aviones de combate furtivos basados en portaviones de China.

(En la foto vemos un FC-31 chino presentado en la 10ª Exposición Internacional de Aviación y Aeroespacial de China en Zhuhai, provincia de Guangdong, sur de China, año 2014. Foto: Cui Meng / GT)

El equipo de desarrollo de 193 personas, de los cuales la mayor parte tiene 35 años de edad o aún menos, del Instituto de Investigación de Turbinas de Gas, ha obtenido este logro, según un comunicado del pasado lunes del gobierno de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, suroeste de China.

Sin revelar la designación del motor, el comunicado dice que es un nuevo equipo que rivalizará con los aviones de combate extranjeros avanzados y representa el nivel técnico más alto de China en motores aeronáuticos. Es uno de los varios proyectos importantes de motores aeronáuticos del país, según el comunicado.

El equipo de desarrollo demoró solo un año en diseñar el motor, y solo seis meses en terminar de probar el primer prototipo, y el ciclo de fabricación se redujo en dos tercios, según el comunicado.

Con el nuevo motor, los futuros aviones de combate avanzados de China finalmente resolverán el «problema del corazón», dijo Wei Dongxu, un analista militar con sede en Beijing, al Global Times el miércoles. «Esto es genial, una gran noticia», dijo. El motor a menudo se denomina «corazón del avión», ya que proporciona la potencia que necesita el avión.

Los observadores militares dijeron que China ha logrado un progreso asombroso en el desarrollo de aviones militares avanzados, resaltado por el avión de combate furtivo J-20.

Sin embargo, la industria se ha visto obstaculizada por los motores de fabricación nacional que anteriormente tenían un empuje y una vida útil subóptimos.

Los motores turbofan avanzados son difíciles de desarrollar, especialmente la fabricación de álabes de ventilador, que deben construirse para resistir temperaturas y presiones muy altas, anotó Wei.

Este trabajo que ha sido premiado es indicio claro de que China ha logrado avances no solo en el diseño, sino también en la fabricación, dijo Wei.

A pesar del rápido ritmo de desarrollo, Wei dijo que el nuevo motor aún necesita una cantidad considerable de pruebas en diferentes situaciones, antes de que se confirme su fiabilidad y entre en producción en masa.

Es probable que este motor turbofan se use en aviones de combate furtivos de China en el futuro, informó el martes Weihutang, una columna afiliada a la Televisión Central de China.

Wei dijo que el motor podría estar relacionado con el caza FC-31 de tamaño mediano de China, que podría convertirse en la próxima generación de aviones de combate basados en portaaviones de China.

3 COMENTARIOS

  1. Los portaviones no tienen futuro, son elefantes blancos de la era pre-misilistica … es botar plata en ellos dado el alto costo que cuesta por minuto el moverlos y se mueven peresozamente y son detectable desde un satellite elemental … los submarinos furtivos y los misiles supersonicos seran la respuesta a los portaviones … por cada portaviones hundido se destruyen 300 F-35 y se ahogan 5.000 marineros y todo en media hora … estan todos locos

  2. Muy razonable analisis. El ejemplo de la guerra de Malvinas, donde vetustos cazabombarderos A4B argentinos hundieron modernas naves inglesas, sin radares, sin misiles, solo con bombas de la WW2, volando al ras del mar, es un preanuncio de lo que podria suceder en un futuro conflicto generalizado

  3. La guerra de las Malvinas fueron ganadas por los británicos porque pudieron disponer del apoyo aéreo que las operaciones aeronavales requerían. De no ser así, Gran Bretaña hubiera debido acercar sus fuerzas sin cobertura aérea y seguramente hubieran fracasado en su intento de poner pie en las islas. Los portaaeronaves británicos operaban a muchas millas náuticas del alcance de los aviones de ataque argentinos y contaban con el beneficio de la alerta temprana por el largo recorrido que debían realizar los aviones argentinos antes de llegar a sus blancos asignados. Las CAP de Sea Harrier pudieron de esta manera disfrutar de una ventaja táctica que fue determinante. Pero tengamos en cuenta que si todas las bombas que hicieron blanco en los buques enemigos hubieran explotado, el estrecho de San Carlos se hubiera convertido en el segundo «Iron bottom sound» de la historia. De todas maneras, el ataque previsto del portaaviones argentino «Veinticinco de Mayo (V-2)» a fines de abril no pudo concretarse por que ante la falta de viento natural, el estado de su maquinaria no conseguía generar el flujo de aire suficiente para ayudar a la catapulta a lanzar los A-4 Q con su carga de bombas (nada de misiles eh?). Ante el peligro que significaban los submarinos nucleares británicos, el portaaviones se dirigió a su base naval, adonde permaneció por el resto de la guerra. Por lo que se traduce que un portaaviones pequeño, de baja velocidad (24 nudos de proyecto), y no en sus mejores condiciones, no resulta útil para realizar operaciones aeronavales en mar abierto y constituye un blanco muy fácil para una armada como la británica, equipada con submarinos nucleares de ataque. Es decir, que en la guerra de Malvinas, los portaaviones se demostraron imprescindibles para los británicos e inútiles para los argentinos. De todas maneras, cada nación decide si necesita un portaaviones y para qué. En el caso de China, está claro que su doctrina naval está migrando hacia conceptos operativos similares a los estadounidenses. Para EE.UU, así como para China en el futuro, los portaaviones no están pensados para desarrollar operaciones parecidas a las de la SGM con flotas enfrentadas como las que se dieron entre EE.UU y Japón. Por supuesto que en un hipotético enfrentamiento entre EE.UU y China o Rusia (o contra ambos), si el conflicto no deriva en una guerra nuclear generalizada seguramente existirán enfrentamientos entre flotas, que podría incluir portaaviones. Pero los protagonistas principales en éstas batallas serán como bien dice Luis Carrasco, los submarinos (especialmente los nucleares de ataque) y los misiles. Ante un ataque combinado de ambos y un ambiente saturado de misiles AB (supersónicos e hipersónicos en el futuro), los portaaviones no tienen posibilidades de sobrevivencia, más que convertirse en enormes fuentes de contaminación radiactiva de los océanos. Los portaaviones actualmente constituyen el brazo armado lejano de una política determinada. Están destinados a operar cerca de las costas para apoyar operaciones terrestres, y son símbolos de la intimidación. Constituyen elementos de poder disuasivo. Cuando un portaaviones se acerca a las costas de una nación es para doblegarla por las armas en operaciones «castigo» tan comunes desde las últimas décadas del S. XX, o para intimidarla políticamente y obligarla a aceptar los términos demandados. Además, lo que no es menor, constituyen un símbolo de prestigio nacional, tal como en su momento lo fueron los acorazados. Pocos países pueden darse el lujo de poseer una o más de tales naves, símbolo de poder económico, político y militar. Por ello, a pesar del gasto oneroso que representan, toda nación con ambiciones marítimas de alguna naturaleza han deseado tener una nave de éstas características, aún cuando operativamente su presencia resulte superflua. Además un portaaviones no actúa sólo. Necesita una flota de apoyo para protegerlo, aeronaves para equipar su parque de vuelo e instalaciones adecuadas para albergarlos y mantenerlo, amén de una tripulación numerosa y entrenada. Todo ello resulta muy costoso. Si pensamos el costo de un misil capaz de hundirlo comparado con el del mismo portaaviones, resulta claro que objetivamente no son buques concebidos para ser arriesgados en una guerra contra enemigos poderosos. Con respecto a los álabes monocristalinos a que hace alusión el artículo, ciertamente son el componente principal «el corazón» de un turbo fan de baja derivación y alta potencia como los que son necesarios para equipar a un caza con capacidad supercrucero. Éstos motores tienen un diseño tal, que las etapas finales de compresión del aire y la combustión se comportan de manera similar a una forma de post combustión interna en lugar de realizarse en la boca de la tobera de escape, aunque tal sistema siga existiendo. Por consiguente, todos los materiales «calientes» en un motor moderno están sometidos a enormes temperaturas y presiones elevadísimas, necesitando materiales especiales en comparación con los motores de generaciones anteriores. De esta forma, la PC agrega un porcentaje de potencia muy inferior a los motores convencionales, produciendo la mayor parte de la potencia durante el funcionamiento de crucero, permitiéndole al avión mantener una velocidad superior a mach 1 sin el uso de la PC. Respecto a los álabes en sí mismos, se fabrican con polialeaciones súper secretas, por lo que su desarrollo implica una enorme cantidad de dinero y tiempo de experimentación y desarrollo (incluso para China, experta en espionaje científico e industrial). Materiales especiales implica procesos industriales de la misma índole, por lo que obtener productos de serie en este tipo de álabes implica poseer el más alto nivel tecnológico en metalurgia muy especial, lo cual constituye por sí mismo, un logro nacional, ya que solamente EE.UU, Rusia, Francia, Gran Bretaña y Alemania están en condiciones tecnológicas de producir álabes monocristalinos para rodetes de turbinas con capacidad de supercrucero. El artículo no menciona para qué motor específico han desarrollado estas tecnologías, pero todo hace suponer que será para el WS-15, con lo que se convertirá definitivamente en un motor adecuado para equipar al J-20, el FC-31 y futuros aviones de combate avanzados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí