Más de 500 militares de la base militar rusa, en Gudaut de Abjasia, han practicado la destrucción de vehículos blindados y la confrontación contra un “enemigo” en simulacros en el campo de entrenamiento de montaña de Tsabal.

“En el campo de entrenamiento de Tsabal, más de 500 militares de diferentes unidades lanzaron 60 ataques contra vehículos blindados a una distancia de hasta siete kilómetros“, dijo el servicio de prensa del Distrito Militar Ruso.

Se utilizaron más de 80 unidades de equipo en los simulacros, incluidos los sistemas de lanzacohetes múltiples Grad, los obuses D-30 y los morteros Sani de 120 mm.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí