El rompehielos ARA Almirante Irízar ya finalizó la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2018/2019, durante la cual navegó 4805 millas náuticas a lo largo de 37 días para reabastecer las bases argentinas en el continente blanco.

El Irízar arribó el 25 de marzo al puerto de Ushuaia, donde se se alistará para volver a zarpar en unos días y concretar la tercera y última parte de la misión.

Durante la segunda etapa, la dotación del buque reabasteció las bases Carlini, Orcadas y Marambio y llevó a cabo el cierre de las bases temporarias Primavera y Petrel.

A bordo del buque polar se transportaron víveres, materiales de construcción, equipamiento para el trabajo diario, carga frigorizada, generadores de electricidad, tambores de aceite, anticongelante, JP1 (combustible para aeronaves) y gasoil antártico, que tuvieron como destino las bases Esperanza, Orcadas, Carlini, Marambio y Petrel.

Para el traslado de la carga y de personal se emplearon embarcaciones menores (lanchas EDPV y botes) y dos helicópteros Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros que se encuentran a bordo del buque.

Gracias a la labor llevada a cabo a bordo del rompehielos, las bases temporarias pueden operar durante el verano, y a su vez, las bases permanentes pueden ser suministradas de todo lo necesario para poder funcionar durante todo el año, garantizando el apoyo logístico de la actividad científica y la presencia que ejerce la Argentina como Nación en el continente.

Imagen: Ministerio de Defensa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí