En un marco de creciente importancia por las cuestiones vinculadas a la seguridad ciudadana y en especial sobre aquellas ligadas al control terrestre, ribereño y aeroespacial de las zonas de frontera, Zona Militar se puso en contacto con Carlos Antonietti, presidente de Petrel. La compañía continua en creciente expansión, ofreciendo productos que se ajustan no solamente al ámbito civil, sino al mercado militar y de seguridad. En este rubro posicionan al Petrel Multiproposito, al dron especializado Silent Falcon y a diverso equipamiento C4i.

Pregunta: Actualmente se encuentran ofreciendo su producto estrella, el Petrel, al mercado de la seguridad ¿Cuales son las características y cual es el alcance de este sistema dentro del espectro del control de fronteras?

Petrel: El Petrel diseñado inicialmente como avión de entrenamiento para pilotos, debido a su estructura sólida y versátil, puede ser equipado con sensores Electro Ópticos e Infra Rojos (EO-IR), sumados a sistemas de comunicaciones modernos llamados MANET (porque la red de comunicaciones se diseña a medida de las necesidades) para operar como “avión de reconocimiento multipropósito”, con variados usos operativos: podría ser vigilancia de fronteras, vigilancia de rutas, detección temprana de incendios, atentados contra el medio ambiente, etc.

Pregunta: ¿Como trabajan esos sensores y equipos de comunicaciones para realizar la tarea de vigilancia y transmitir esa información a las autoridades responsables que normalmente están a miles de kilómetros de la frontera sobre la que se realiza la vigilancia?

Petrel: Con luz solar, los sensores tienen lentes que accionados eléctricamente, ya sea automáticamente o manualmente, se orientan al área de interés, y van filmando permanentemente todo lo que registran las lentes. Si hay algo que llame la atención, el piloto aprieta un botón y el sensor queda bloqueado filmando lo que fuera sospechoso, pudiendo el piloto acercar hasta 30 veces el cuadro, para una mayor definición. Esa información es automáticamente enviada a un centro de control que lo retransmite al Ministerio o autoridad competente.

Lo mismo ocurriría de noche, las lentes infrarrojas tienen motores que las mueven según el piloto reciba instrucciones, ya que él debe concentrarse en el vuelo, pues las imágenes están siendo monitoreadas desde un centro de control a cientos o miles de kilómetros.

El alcance de detección varía, durante el día puede detectar un vehículo a 17 kms, e identificar los ocupantes del mismo a 4 kms. En la noche estas distancias se reducen a 9 y 2 kms.

A su vez el piloto puede informar por radio lo que observa, para dar más precisiones de la patrulla. En todo momento se sabe la ubicación exacta del avión por GPS, que equipa al sistema de comunicaciones

Pregunta: ¿Como es la transmisión de imagenes?

Petrel: el sistema de comunicaciones MANET, está formado por transmisores llamados Wave Relay ® de distinto tipo, (del que somos representantes exclusivos en Argentina), antenas de tierra con 200 kms de alcance circular, y algoritmos integran distintos tipos de sistemas de comunicaciones, no importa la frecuencia, banda, o método de transmisión.

Es decir de varios sistemas y frecuencias que pueden tener las Policías Provinciales o Federal, la Gendarmería, la Prefectura, se hace uno solo que comunica a todos los integrantes del grupo de trabajo para una misión determinada.

Imagen cortesía Petrel

Pregunta: ¿Que alcance tiene el sistema MANET?

Petrel: Es ilimitado, ya que un algoritmo utiliza de manera alternativa según sea el método más seguro y eficiente, los sistemas de tierra ya existentes, internet, 4G, o satélite. No importa donde está la autoridad responsable, puede recibir en un Smartphone cualquiera, toda la información que detecten los sensores de a bordo del Petrel, de manera continua. Y por supuesto todo también es recibido en los puestos de control de las Fuerzas de Seguridad destacadas en la misión.

Pregunta: ¿Como funciona el sistema que ofrecen?

Petrel: El sistema Petrel MP, incluye varios aviones, drones híbridos, drones de vuelo persistente estabilizados, sistemas de cámaras de video, equipos de comunicaciones, GPS, a ser instalados en vehículos de patrulla terrestres y lanchas de patrullaje fluvial, más torres de vigilancia con esos mismos sensores y medios de comunicaciones en los puestos fijos que observamos en las rutas, de GN, PFN o Policías. Es decir, cuando pasa el avión, la zona sigue siendo cubierta por drones estáticos que permanecen en vuelo por días en un lugar vigilando 17/20 kms a la redonda las 24 horas, las lanchas si la frontera es un río, por las patrullas si hay caminos bordeando la frontera, o por puestos fijos, que tienen un área de cobertura de 40 kms alrededor de donde se encuentran.

Básicamente hay una superposición de cobertura de vigilancia por distintos medios aéreos, terrestres fijos, móviles y fluviales.

Pregunta: En el caso de nuestra frontera norte, que gran parte es bosque, ¿como se detectarían movimientos sospechosos o ilícitos desde el aire con los sensores que Petrel propone? ¿Que sucede con las operaciones con lentes electro ópticas sabiendo que solo cubren la parte superior de la fronda y no debajo?.

Petrel: Es verdad que las lentes EO/IR no ven más que la superficie del bosque o terreno; por eso, uno de los Petrel MP propuesto en nuestro sistema, iría equipado con un LIDAR, sistema que emite 100.000 pulsos de rayos láser por segundo hacia la tierra y al rebotar en lo primero que encuentran a su paso lo hacen hacia un espejo en el avión, que construye lo que se llama una “nube de puntos”; todos esos puntos están georeferenciados, es decir tienen coordenadas GPS, por lo que el primer punto de la nube será la parte mas alta del árbol y el último al suelo y se sabe la posición exacta de cada árbol; pero todo lo que hay debajo de los árboles se ve, con el procesamiento de esa nube de puntos. A su vez, junto con el LIDAR se instala un sensor multiespectral que identifica que tipo de cultivo es el que se sobrevuela. O sea, no hay forma de esconderse en el monte, ni de disimular cultivos ilícitos para la conjunción Petrel-LIDAR-Multiespectral.

Imagen cortesía Petrel

Pregunta: ¿Que pasa cuando es de noche? Ya nos dijo que el alcance de los sensores disminuye, y que se puede “ver” bajo los árboles, ¿pero puede el Petrel MP volar de noche?

Petrel: El Petrel MP aún no está certificado para volar de noche, en zonas alejadas de aeródromos pues tiene un solo motor, y por seguridad, las autoridades aeronáuticas no permiten que aviones monomotores lo hagan, excepto aquellos que pasan por un costoso programa de pruebas; hay monomotores que pueden hacerlo, esta solución existe para la noche, pero el costo de UN avión de esas capacidades oscila entre los 8 y 14 millones de dólares.

Como nuestra empresa no sólo fabrica aviones sino que está inmersa en el negocio del desarrollo tecnológico del mundo (dentro de nuestras modestas posibilidades de PYME) tenemos acuerdos de cooperación tecnológica con empresas que desarrollan “drones híbridos”, como Silent Falcon http://www.silentfalconuas.com, para fabricar partes y realizar el ensamble final de los drones. ¿Que es un drone híbrido? Es un drone que vuela mediante hélices accionadas por un motor eléctrico que se alimenta de baterías, las que tienen un tiempo de carga, pero a su vez son recargadas en vuelo por paneles solares que están en la parte superior del ala. Con este sistema, el drone Silent Falcon, con sensores EO/IR similares a los que usa el Petrel MP, puede volar durante 5 horas de día y 2 a 3 en la noche. Nuestro sistema combina la operación de avión/drone para cubrir desde el aire tramos no menores a 400 kms de frontera.

Imagen cortesía Petrel

En resumen, nuestro sistema desarrollado con la tecnología disponible en el País y la que no existe en Argentina la importamos, puede cubrir por aire, tierra y ríos un ancho de aproximadamente 40 kms la vigilancia de la frontera, en cualquier lugar del País. O de rutas del País, si hay vehículos sospechosos que fueron detectados en algún lugar y reportados por las autoridades de seguridad.

Pregunta: ¿Es cierto que es mejor y más barata la vigilancia con drones equipados con cámaras porque evita las fallas humanas, riesgos para pilotos, menor costo de mantenimiento y el resultado es el mismo?

Petrel: Esa afirmación es un sofisma, en parte verdad, en parte falsa. Un drone de alta tecnología como los que vuelan impulsados por motores confiables durante muchas horas, es una sola plataforma de vigilancia; cuando pasa el drone, no hay nadie que vigile nada. Si bien desde tierra no son detectables a simple vista, no se puede (o por lo menos en Argentina no se podría por restricciones presupuestarias) poner en vuelo la cantidad de drones de última generación que harían falta para cubrir de manera permanente nuestras fronteras. Tomemos el ejemplo de 400 kms de frontera; para cubrir con drones esa longitud harían falta al menos 4 drones  que permanentemente vuelen y tengan de repuesto otro en tierra para caso de fallas. Un ejemplo sería el drone Hermes 450, que tiene –teóricamente- 300 kms de alcance y cuesta cada uno de ellos alrededor de 2 millones de dólares, sin contar que como se trata de equipos militares, los países fabricantes no entregan toda la tecnología, sino que “venden” su asesoramiento y experiencia a valores que casi siempre son secretos, pero por norma representan un 50% del valor del drone en si mismo. Ni que hablar de los repuestos o mantenimiento, otro valor que siempre esta protegido por el “secreto por ser operaciones de seguridad y defensa”, pero que llega a cuadruplicar los valores de mantenimiento de drones comerciales como el Silent Falcon.

A su vez, si bien el drone no pone en peligro al piloto de un avión, tampoco realiza toda la operación de manera autónoma, necesita de personal especializado en tierra, que cuando haga falta, “vuele” el drone y “opere los sensores”, como también haga el procesamiento de la información, el filtrado de toda la información recolectada para enviar a quien corresponda, lo que sea realmente útil. O sea, ¿vuela solo un drone? si, pero no opera; hay una gran diferencia entre ambas palabras, ya que volar por volar, ¿para que serviría? Es necesaria la participación de personal especializado en tierra, para la operación y el mantenimiento.

En el ejemplo que dimos antes de 4 drones para cubrir 400 kms de frontera de manera permanente, tendríamos un costo no menor a los 10 millones de dólares, sólo para vigilar 400 kms de fronteras desde el aire.

El sistema que diseñamos en Proyecto Petrel junto con nuestros asociados tecnológicos extranjeros para vigilar de manera persistente 400 kms de frontera, consta de:

  • 2 Petrel MP con sensores EO/IR, de Ascent Vision https://ascentvision.com
  • 1 Petrel MP con LIDAR
  • 3 Drones híbridos Silent Falcon con sensores EO/IR marca Ascent Vision
  • 3 Drones CyPhy PARC de vuelo permanente con sensores EO/IR hasta 24 días contínuos
  • 2 antenas de transmisión para cubrir 400 kms
  • equipos de comunicaciones MANET para 3 lanchas patrulleras de ríos
  • mismos equipos para 4 vehículos de patrulla
  • lo mismo para 8 torres de vigilancia y radios con GPS, cámaras de video
  • sistema de transmisión y recepción para cubrir los 400 kms y la transmisión al Ministerio que fuera o al Smartphone de la autoridad responsable, en cualquier lugar del País

Y el costo es menos que la mitad de lo que costarían 2 o 3 drones que supuestamente harían toda la vigilancia sin peligro para tripulantes, pero dependiendo permanentemente del extranjero para su operación y mantenimiento.

Sin contar que los Petrel son diseño y fabricación nacional, los drones híbridos serían parcialmente fabricados y finalmente ensamblados en el País, el personal argentino que los operaría entrenado para luego de un mes o dos, trabajaría de forma independientes, el mantenimiento y garantía lo proveería Petrel desde nuestro País, y que la vigilancia sería por aire, tierra y ríos, persistente a lo largo de los días y noches.

Muchos argentinos trabajarían y operarían de manera autónoma, durante mas tiempo, a menor costo para los contribuyentes.

Imagen cortesía Petrel

Pregunta: ¿Que respuesta encontraron en las autoridades responsables?

Petrel: El sistema combinado que ofrecemos es la última tecnología “no militar”, aplicado a la seguridad de fronteras y población, ergo, mucho más barata. Lo ofrecimos en 2009, 2013, 2014, sin resultado alguno.

Luego en octubre 2016, nos concedieron tiempo para hacer dos presentaciones al Ministerio de Seguridad; finalizadas las mismas la respuesta fue “será evaluado por especialistas”. Ante el paso de semanas sin noticias, llamamos reiteradamente a Logística del Ministerio, que fue donde nos derivaron cuando solicitamos audiencia, sin obtener respuesta. Luego de un par de meses llamando todas las semanas y que ningún funcionario nos responda o tenga tiempo para atendernos, entendimos que no interesó nuestra oferta.

Si supimos que poco tiempo después llamaron a licitación internacional para la adquisición de un sistema similar al que ofrecimos, pero fue dejada sin efecto pues las cotizaciones de aviones extranjeros superaron ampliamente el presupuesto o bien, eran improvisaciones sin respaldo ni experiencia previa. Sólo ofrecían aviones y todo el sistema de vigilancia se instalaría luego.

Como la tecnología avanzó y el costo de nuestra oferta bajó, en 2018 volvimos a solicitar audiencia al Ministerio de Seguridad, nuevamente fuimos derivados a la dirección de logística. Ya sabemos el resultado de presentar algún sistema ante esa dependencia, así que decidimos no perder tiempo y no fuimos. Sintetizando la respuesta a su pregunta: eco de las autoridades responsables? Ninguno.

Pero no nos sorprende, el Ministerio de Defensa alquiló en 2016 por contratación directa, aviones importados similares a los Petrel nacionales, a 320 dólares por hora de vuelo, más un valor no conocido por hora de mantenimiento, otro valor por hora de ingeniería, como si no hubiera ingenieros ni mecánicos en las FFAA argentinas.

Petrel no fue invitado siquiera a cotizar.

Durante 2018 pedimos 16 audiencias a distintas autoridades ofreciendo el Petrel; una vez nos recibió una señora responsable del presupuesto del Ministerio de Defensa (a quien le pedimos 5 veces audiencia y llamamos infinidad de veces a su secretaría privada). Cuando le preguntamos por lo que suponíamos sería un próximo llamado a concurso de precios para aviones de instrucción respondió (sic) “tenemos problemas de presupuesto, para 2019 tendremos la mitad de lo que tuvimos en 2018” ; a lo que respondí: “perfecto, la oferta de Petrel de alquiler por hora de vuelo incluyendo mantenimiento y adiestramiento, es de 165 dólares, casi la mitad de lo que vienen pagando, ahí tiene la solución a su problema”. Luego le presentamos la oferta por escrito con todos los detalles, sin recibir ninguna respuesta hasta el día de hoy.

1 COMENTARIO

  1. Es una lástima lo que han hecho con esta empresa, siempre buscan adquirir cosas afuera y ni se molestan en ver la industria privada de defensa que hay en el pais. Ojala que el próximo gobierno habrá los ojos y potencia a estas empresas

Deja un comentario