Novator 9M729: El misil ruso que incomoda a EEUU y del que poco se sabe

0
Imagen cortesía The National Interest

Estados Unidos, tomó la decisión de abandonar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), resolución que implicó un aumento de tensión en las relaciones bilaterales con Rusia. Como resultado, ahora ambos países se encuentran enemistados en un escenario que genera mucha incertidumbre.

El Tratado INF se creó para establecer un limite en el uso de misiles nucleares y convencionales, de crucero o balísticos, de corto e intermedio alcance. El mismo data de 1987, y el mismo resultó en la destrucción de 2.692 misiles eliminados en la década del 80 y 90.

Según la parte estadounidense, el motivo de la ruptura radica en el desarrollo y despliegue de un nuevo misil ruso, que en teoría, estaría violando el acuerdo INF.

Se trata del misil Novator 9M729, un misil de crucero con base en tierra, que se cree posee un rango de alcance de entre los 500 Km y los 5.500 Km, que cae dentro de lo ilegal según los términos del Tratado INF.

Según el gobierno de los Estados Unidos, el misil tendría un alcance de entre 2.000 y 5.500 kilómetros, pero esta aseveración fue negada por Rusia, quienes consideran que se trata tan solo una mera escusa.

Desarrollo del misil

A pesar de que la denuncia se inicio en 2012 bajo la administración de Obama, al día de la fecha, apenas se conocen detalles técnicos del desarrollo y la tecnología del misil en cuestión. Todo lo relacionado al tema es muy hush hush y poco han comunicado las autoridades estadounidenses. Sin embargo, Dan Coats, el director de inteligencia nacional de EEUU, fue el primero, en noviembre pasado, de brindar información más especifica sobre el sistema de armas rusa.

Acorde a lo informado, el misil Novator fue creado con “gran similitud” a los misiles tácticos Iskander, que pueden transportar ojivas convencionales y nucleares. Se cree que tanto el Iskander como el misil Kalibr, podrían haber servido como modelo base para la creación del nuevo sistema.

Pero aún con la confirmación de Coats, oficialmente no se conoce su alcance. Steven Pifer, del Brookings Institution, experto en desarme alegó que “dudaría que los rusos violen el tratado solo para desarrollar un misil que supera ligeramente los 500 kilómetros de alcance” (…) “Consideró que su alcance debe estar en los 2.000 kilómetros, pero es solo una estimación”.

En febrero de 2017, The New York Times informó sobre unidades rusas equipadas con nuevos sistemas de misiles operando en Kapustin Yar en Rusia, lo cual fue posteriormente confirmado por Coats. Por entonces, la inteligencia que se recogió es que dicho sistema de armas podría ya haber sido desplegado generando “una amenaza directa” para la mayor parte de Europa y Asia.

Sobre el sistema, especialistas en armamento dijeron que el misil de crucero Novator tiene la característica de ser “compacto, móvil y difícil de rastrear”.

Rusia responde a la denuncia

Siempre que fue consultada sobre el tema, Rusia no dudo en negar las denuncias, alegando que en efecto, el misil fue utilizado en operaciones en Siria, donde su alcance demostró ser no mayor a los 500 Km.

Por otro lado, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, fue la primera en admitir la existencia del misil en diciembre del 2017, sin embargo, afirmo que dicho misil no viola las disposiciones del INF, y que Rusia está cumpliendo con su parte del trato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí