En diez años, de 2006 a 2016, los servicios de guardacostas de Jamaica, Barbados, Bahamas y Trinidad y Tobago fueron prácticamente reequipados en su totalidad con patrulleros Damen en el rango de 30 a 50 metros de longitud. Damen no solo suplantó a los proveedores estadounidenses y británicos más tradicionales de embarcaciones navales en estos países, sino que ha forjado sólidas alianzas con los usuarios de sus productos dentro de la región, hasta el punto de poner a punto a la patrullera Nassau y a su hermana la HMBS Bahamas ( P-60) aunque no eran de fabricación holandesa, así como la construcción de instalaciones de apoyo para sus embarcaciones para permitir que se realicen trabajos de mantenimiento y revisión dentro de la región.

 No es solo el Commonwealth del Caribe el que ha demostrado ser un mercado abierto para los productos de Damen, ya que los guardacostas de Canadá, México, Honduras, Ecuador, Venezuela y los Estados Unidos han realizado grandes compras de embarcaciones diseñadas por la mencionada compañía, aunque en los casos de los Estados Unidos, Canadá y México, las embarcaciones se fabrican a nivel local. De estos barcos, el Cutter de Respuesta Rápida (SPa 4708) de la Guardia Costera de EE. UU., con 58 unidades planificadas para entrar en servicio, constituye la clase más grande de buques de patrulla costera en todo el hemisferio occidental. Para facilitar el número total de embarcaciones, Damen se asoció con el astillero Bollinger con sede en Louisiana.

 La popularidad de las embarcaciones Damen en la región es sorprendente, considerando las capacidades decididamente modestas de las embarcaciones básicas. El proceso de construcción de Damen, basado en diseños estándar (conocido como Standard Patrol o SPa), permite que los barcos se fabriquen en forma de kit virtual y se armen e integren en un espacio de tiempo relativamente corto. Los subtipos de SPa se diferencian por su longitud y anchura: un SPa 4207 con 42 m de largo y 7 m de ancho, con un SPa 5009 con 50 m de largo y 9 m de ancho. De los varios subtipos, el SPa 4207 es utilizado por el mayor número de países, aunque el 5009 está ganando popularidad. El SPa 4708, que forma la base de la clase Sentinel, no es tan popular, con solo otros 3 en servicio en Sudáfrica para la protección de la pesca. A continuación, una lista de los países en el hemisferio occidental que utilizan el patrullero Damen SPa es la siguiente:

País Fecha Cantidad SPa 
Honduras 2013 2 4207
Jamaica 2005 3 4207
Barbados 2007 3 4207
Canadá 2009 9 4207
México 2012 7 (+3) 4207
México 2014 1 5009
Trinidad y Tobago 2015 4 (+2 FCS 5009 y 6 DI 1102) 5009
EEUU 2011 19 (entregados de 58) 4708
Venezuela 2014 6 4207
Venezuela 2014 6 5009
Bahamas 2013 4 + 1 Damen 5612 LCU 4207
Bahamas 2013 4 3007
Ecuador 2014 2 5009

Fuente: Damen Shipyards, investigación del autor, Jane’s Fighting Ships

Las capacidades que ofrecen las embarcaciones SPa en su forma básica son modestas: las embarcaciones están desarmadas y no cuentan con un sistema de vigilancia particularmente importante, teniendo un rendimiento que, en el mejor de los casos, es apenas adecuado para los roles previstos. Esto significa que el costo por embarcación puede, para los buques básicos, ser bastante razonable para los guardacostas con presupuestos limitados, con un SPa 4207 básico que cuesta aproximadamente USD 15 millones y un SPa 5009 básico que asciende a USD 23 millones.

 La adición de sistemas de armamento y vigilancia puede aumentar drásticamente los costos, y en ocasiones excesivamente el precio de los buques. Dos ejemplos ilustran esta tendencia. Los modelos SPa 5009 de Trinidad y Tobago con la adición de un cañón de 20 mm relativamente simple en un MSI LW 20K-A1 Seahawk, una suite de vigilancia que incluía elementos civiles de alta gama como el radar Kelvin Hughes Sharp-Eye, un sistema FLIR y la provisión de motores mas potentes (para incrementar la velocidad máxima relativamente baja de los buques), llevó a que su precio aumentara de USD 23 millones a un importante USD 35 millones. La clase Sentinel de Estados Unidos sufrió una inflación de precios aún peor con el costo del cañón de 25 mm, el sistema de vigilancia y la suite C4I de la embarcación, lo que elevó su precio en más de un 300%, desde aproximadamente 20 millones de dólares para el SPa básico 4708 hasta los asombrosos 65 millones de dólares.

 Cabe señalar que incluso con estas mejoras, las embarcaciones, aunque ciertamente son capaces de realizar sus tareas previstas de patrullaje costero e interdicción, aún se encuentran por debajo del estándar naval de Buque de Ataque Rápido (cañón), como la clase Indian Car Nicobar y sus sucesores. .La capacidad de los diseños Damen de penetrar en este mercado y luego de dominarlo se debe en gran medida a su capacidad para acortar plazos de entrega y  a precios razonables. La velocidad de entrega no puede ser subestimada, ya que los guardacostas del Caribe tienen una inclinación por esperar hasta que sus flotas estén casi al borde del colapso total antes de realizar nuevos pedidos. Damen calculó que los guardacostas del Caribe eran principalmente una fuerzas de policía que no requerían sofisticados buques navales para sus tareas estipuladas. Con este fin, pudo comercializar sus buques SPa como soluciones rentables a los requisitos nacionales.

Créditos: Sanjay Badri-Maharaj

Leave a Reply