Cooperación indo-argentina: oportunidad para el Pampa

2
IA-63 Pampa III A-700

El 17 de febrero de 2019, el presidente argentino, Mauricio Macri, realizará una visita de dos días a la India, donde mantendrá conversaciones con el primer ministro indio, Narendra Modi, con miras a ampliar el comercio y la cooperación en una variedad de sectores, entre ellos, las energías renovables, la energía nuclear, el espacio, agricultura, aviación, minería (litio, oro y cobre), productos farmacéuticos y automóviles.

Además, tambien se podrá avanzar en un acuerdo marco para la cooperación en defensa. Este acuerdo se centrará en gran medida en la cooperación en el mantenimiento de la paz y para la capacitación e intercambio de oficiales militares, sin embargo, se espera que se haga una breve mención del desarrollo en un futuro.

Este último aspecto de la cooperación India-Argentina no esta completamente desarrollada y existe la oportunidad de que un programa argentino de bajo riesgo y ya viable catapulte las relaciones de defensa con India en una empresa tangible y mutuamente beneficiosa.

El IA.63 Pampa-III es un entrenador de pilotos básico que está en servicio con la Fuerza Aérea Argentina. Este diseño prometedor ha estado plagado de restricciones financieras y, hasta la fecha, se han construido un total de 27 IA.63s de todas las variantes.

Sin embargo, este avión tiene el potencial de ayudar a llenar un vacío en la Fuerza Aérea de la India que enfrenta el dilema del reemplazo para sus entrenadores jets Kiran HJT-16. El reemplazo para el Kiran, el HJT-36 Sitara, ha enfrentado grandes problemas en su proceso de desarrollo, uno de ellos relacionado a su capacidad para recuperarse de maniobras de giro, cuestión no resuelta hasta ahora.

La IAF opera una flota de aproximadamente cien kirans que sirven como entrenadores intermedios en un programa de entrenamiento de tres fases que incluye entrenamiento ab initio en 75 entrenadores Pilatus PC-7 Mk.II y entrenamiento avanzado en 123 entrenadores de aviación Hawk Mk.132 avanzados. Se esperaba que 73 Sitaras permitirían el reemplazo de la mayor parte de la flota de Kiran, pero esto resulta dudoso en la actualidad.

Aunque la IAF puede cambiar fácilmente a un programa de dos fases utilizando los PC-7 y los Hawks, todavía desea mantener el proceso de tres etapas. Es aquí donde la Pampa-III puede ser una oportunidad para ambos paises. El programa Pampa III puede beneficiarse de la financiación y personalización de la India, que también se podría usar como un trampolín para el desarrollo, quizás en conjunto con Hindustan Aeronautics Limited (HAL) de una versión modificada específica para el servicio de la India y fabricada en India para la IAF.

Si bien las modalidades de dicha cooperación son necesariamente complicadas con respecto a la financiación, la participación en el trabajo y el desarrollo y la producción final del producto, la oportunidad no debería ser ignorada por ambos paises.

Credit: Sergey Krivchikov
Credit: Chris Lofting

2 COMENTARIOS

  1. La oportunidad es para un intercambio.

    Argentina puede aportar Pampas III para el entrenamiento de la IAF.

    India puede aportar los cazas Tejas Mk2 para restituir la aviación de combate argentina.

    Saludos

  2. Sería muy importante para Argentina lograr un acuerdo de cooperación entre FAdeA y HAL para desarrollar el Pampa III para las necesidades indias. Ambas aeronaves son muy similares en conceptos y necesidades operativas, pero el avión argentino tiene algunas características de diseño superiores al indio, especialmente su configuración alar y las modificaciones que ha recibido en la última década, con un notable aumento de potencia motriz y capacidades aumentadas para misiones de ataque ligero. Por otra parte, el Pampa III carece de los vicios que aquejan al Sitara en algunas de las envolventes de vuelo, lo que obligará a realizar sustanciales inversiones en tiempo y dinero en el rediseño alar, tarea para la cual ya fue contratada BAE Systems. Convertir el Pampa III en un avión adecuado a las necesidades indias no sería descabellado pensarlo, y podría acarrear grandes beneficios a ambas empresas. Habrá que tener en cuenta el tema de su motorización, ya que el avión argentino posee un motor norteamericano y el indio uno de origen ruso, que HAL desea fabricar bajo licencia. La India se ha convertido en uno de los principales clientes armamentísticos de EE.UU y desea reemplazar a Rusia como su principal proveedor, por lo que no sería obstáculo para HAL conseguir la patente del motor. Existen numerosos entrenadores básicos en el mercado, tanto turbo hélice como turbo fan, pero el Pampa III tiene un buen equilibrio de prestaciones-costo operativo y costo de compra, sumado a buenas capacidades de ataque ligero, con capacidad de portar armamento, como misiles AA de corto alcance de guía IR y aire-superficie, con cabina “de vidrio” y sistemas de casco HMD, que le otorgan algunas ventajas competitivas. India, de convertirse en socio del proyecto, otorgaría la capacidad productiva de la que FAdeA actualmente carece, y potencialmente abre para ambas firmas un mercado importante. Es de mencionar que la empresa aeronáutica Argentina se encuentra en conversaciones similares con empresas sudafricanas y mexicanas, pero la India le otorga al Pampa III un potencial que no habría que desperdiciar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí