A General Atomics Electromagnetic Systems se le otorgó un aumento de 30.9 millones de dólares para continuar realizando pruebas al vehículo aéreo no tripulado MQ-9 Reaper.

El valor del contrato se incrementó de 37.9 millones a 68.8 millones según anunció la agencia el miércoles.

General Atomics ha estado probando los drones MQ-9 configurados por MDA, conocidos como Predador B, para realizar pruebas del sistema de defensa de misiles balísticos con el objetivo de que dichos aviones se utilicen para rastrear objetivos hostiles, siendo capaces incluso de interceptar un misil.

El drone se usa principalmente contra objetivos de ejecución dinámicos y, en segundo lugar, como un activo de recopilación de inteligencia.

El MQ-9 posee sensores de amplio rango, un sistema de comunicaciones multimodo, armas de precisión, lo cual le otorga una capacidad única para realizar ataques, coordinar y realiza tareas de reconocimiento contra objetivos de alto valor.

Dicho drone también puede realizar tareas de soporte aéreo, búsqueda y misiones de rescate en combate. El mismo tiene una velocidad de crucero de 230 mph y un alcance de 1.150 millas náuticas.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí