El origen de los Marinejegerkommando se puede rastrear en los albores de la Segunda Guerra Mundial, cuando la unidad fue creada para llevar a cabo misiones de sabotaje y reconocimiento contra objetivos sobre y bajo la superficie del mar. Una vez finalizado el conflicto y ya entrado en la década de los cincuenta, la Real Armada Noruega decide formar una unidad de buzos de combate para lo cual se basaron en las experiencias y doctrina vigente en con los Underwater Demolition Team (UDT) de la Armada de los EEUU. Las siguientes décadas trajeron una constante constante expansión de la unidad, tanto en tamaño como capacidades y doctrina. Ya en la década de los noventa, se aplica un programa para el desarrollo de nuevas tácticas, técnicas y procedimientos mientras que la unidad pasa a denominarse formalmente Marinejegerkommandoen y ve concretarse su primer despliegue internacional en los Balcanes.

Actualmente, el Marinejegerkommandoen (MJK) junto a los Forsvarets Spesialkommando conforman la Forsvarets Spesialstyrker, la cual aglutina todo el personal y medios perteneciente a la comunidad de tropas especiales noruegas, operando como un servicio independiente de las demás Fuerzas Armadas. Una de sus principales misiones es servir como fuerza de intervención anti-terrorista, tanto localmente (en asistencia de las fuerzas policiales) así como en el extranjero. Con diversas participaciones en los Balcanes, Afganistán y áfrica, sin duda estamos ante la punta de lanza de las TOE noruegas.

Las imágenes publicadas en el sitio oficial de las Forvarets corresponden a ejercicios realizados por el MJK en los últimos meses del año 2018. A simple vista se aprecia el diverso material que tiene a disposición la unidad, tales como los RHIB y RIB Goldfish 36 (algo característico para casi cualquier unidad especial naval) artillados con ametralladoras FN Minimi Mk3 y lanzagranadas H&K GMG de 40mm , configuraciones varias de fusiles H&K 416 (con ópticas Aimpoint Micro, supresores de sonido, linternas tácticas Insight, láser AN/PEQ-15, entre otros accesorios), mini-drone Black Hornet y visores nocturnos binoculares. En cuanto a la indumentaria y protección, se distingue material característico a las TOE occidentales: uniforme de tipo MultiCam, cascos OpsCore FAST y headsets tácticos Peltor.

Imágenes: Torbjørn Kjosvold / Forsvaret

 

Deja un comentario