JH-XX: El Pentágono confirma que China tendrá un nuevo bombardero táctico furtivo

0

21 de enero de 2019. En la Segunda Guerra Mundial, un caza bombardero era un caza que podía bombardear. Todos pueden bombardear ahora, por lo que el término ha quedado fuera de uso, excepto en China, donde se usa para aviones de ataque con alto rendimiento de vuelo pero sin capacidades aire-aire serias.

Esa es una buena pista de la naturaleza de el próximo bombardero táctico chino. El surgimiento de este, un compañero más pequeño del bombardero estratégico Xian H-20, se ha rumoreado durante mucho tiempo, pero solo ahora es discutido por el Pentágono, que lo denomina un bombardero de alcance medio, un bombardero táctico y, de manera contundente, un caza-bombardero. La terminología, algunos detalles escasos y la probable elección de los motores sugieren que la aeronave será conceptualmente similar al ya retirado F-111 de los EE. UU. , pero tal vez mucho más grande y quizás presente una seria amenaza para los cazas enemigos.

Este nuevo avión chino y el H-20 «probablemente» no estarán inicialmente operativos antes de 2025, dice la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos (DIA) en su informe anual del Poder Militar de China , publicado el 15 de enero. Ambos serán furtivos. agrega, aunque esa característica casi no hace falta decirlo en estos días y, en cualquier caso, está definida de manera imprecisa.

La portada de la revista china Aerospace Knowledge. Si bien la nota habla del futuro bombardero estratégico chino XIAN H-20, la mayoría de los expertos coinciden en que el de la imagén seria el caza-bombardero de alcance medio JH-XX, denominado JH-18 o H-18 por algunas fuentes.

En un cuadro que presenta las características de las aeronaves militares chinas, la DIA acredita al bombardero táctico un radar de escaneo electrónico activo (AESA), misiles aire-aire de largo alcance y municiones guiadas de precisión. El «bombardero de largo alcance», es decir el H-20, tendrá un radar AESA y municiones guiadas de precisión, pero no misiles aire-aire de largo alcance, dice el DIA.

«Estos nuevos bombarderos tendrán capacidades adicionales, con actualizaciones de espectro completo en comparación con las flotas de bombarderos operacionales actuales, y emplearán muchas tecnologías de combate de quinta generación en su diseño», dice la DIA.

Si los chinos pueden hacer que los bombarderos sean altamente furtivos debe ser una cuestión de especulación. «La furtividad es mucho más que la forma de una línea de molde exterior y recubrimientos de material», dice Mark Gunzinger, miembro principal del Centro de Evaluación Estratégica y Presupuestaria de EE. UU., que analiza el posible avión chino. También es necesario integrar “tecnologías bastante avanzadas para detectar y evitar amenazas”, dice.

Las primeras imagenes del bombardero supersónico chino desarrollado por el Instituto chino SAC 601 de Shenyang Aircraft Corporation (SAC) aparecieron a mediados del 2013, cuando se mostraron las imágenes de una maqueta supuestamente expuesta en el Instituto 601. En ese momento se publico que este modelo se denominaba JH-XX/H-18.

Los movimientos de China para construir una poderosa fuerza de bombarderos en la última década ha sido una sorpresa estratégica; y revive el viejo enfoque soviético de alejar a los grupos de batalla de portaaviones estadounidenses amenazándolos con un ataque masivo de misiles. El primer paso en esta estrategia fue la mejora y una mayor producción de la versión china del bombardero mediano Tupolev Tu-16 soviético, el H-6, construido por el Aeronaves Xian del grupo Avic. Al igual que el Boeing B-52, este avión subsónico y fácilmente detectable debe confiar en los misiles de crucero de largo alcance para atacar de forma segura a los objetivos bien defendidos.

El H-20 traerá poca detectabilidad y mayor alcance a la fuerza de ataque, pero probablemente no habrá mucha mejora en el rendimiento del vuelo. Un alto funcionario de la fuerza aérea china confirmó en 2016 su programa de desarrollo largamente rumoreado. El Pentágono reconoció su existencia al año siguiente. En 2018 hubo una confirmación oficial china del nombre H-20, una declaración semioficial de que las pruebas de vuelo eran inminentes y una revelación obviamente deliberada de una imagen cruda que mostraba un diseño subsónico de largo alcance.

Durante varios años, los medios chinos y extranjeros han especulado acerca de la existencia de un proyecto separado para desarrollar un reemplazo para el Avic Xian JH-7, un avión supersónico de ataque del tamaño de un caza. En línea con la política de defensa anterior, menos ambiciosa, de China, los JH-7 amenazan a las naves enemigas cercanas a la costa del país, no muy lejos en el Pacífico.

En términos chinos, el avión de ataque JH-17 es un caza bombardero. Créditos: Liu Gang y Chen Minglin / Ministerio de Defensa chino.

El próximo bombardero táctico no necesita ser un reemplazo para el H-6 o el JH-7, dice Gunzinger, ex subsecretario de defensa adjunto para la transformación de fuerzas y recursos. “Tienen una mentalidad diferente a la que tienen los Estados Unidos cuando se trata de sistemas militares. Parece que desarrollamos un bombardero con bastante poca frecuencia y solo un modelo porque es bastante caro «. China en cambio está más dispuesta a desarrollar nuevos bombarderos y mejorar los más viejos al mismo tiempo, dice.

Las misiones para los bombarderos chinos se están ampliando. Cuando el H-20 entre en servicio durante la próxima década, la DIA espera que la fuerza de bombarderos de China sea asignada a las misiones ataque nuclear estrátegico, creando una triada nuclear al estilo de los Estados Unidos al sumarse a las capacidades de los submarinos lanza misiles chinos y los cohetes estratégicos terrestres. «A partir de 2017, la fuerza aérea había sido reasignada a una misión nuclear, probablemente con un bombardero estratégico de desarrollo», dice la DIA. Esto no significa que los bombarderos dejarán de ser amenazas no nucleares para los buques y las instalaciones terrestres de Estados Unidos y Japón.

El esperado bombardero táctico chino ha sido comúnmente llamado JH-XX. J significa jian y H para hong, abreviaturas de las palabras chinas para caza y bombardero. Así que JH significa caza-bombardero. En términos chinos, el F-111 habría sido un caza bombardero, a pesar de que difícilmente podría luchar contra cazas de superioridad aérea.

Otras imágenes especulativas sobre el aspecto del JH-XX/H-18.

Se conocen dos turbofans de bypass de tamaño probable para ser instalados en un bombardero táctico: el WS-10 Taihang, que propulsa al caza J-10 y genera un empuje de 132 kN (30.000 lb.); y el nuevo WS-15, que el South China Morning Post en Hong Kong ha informado es el motor del caza J-20 y está casi listo para la producción en serie.

En un folleto promocional, el organizador de la conferencia de Shanghai, Galleon, dijo en 2012 que el WS-15, entonces en desarrollo, produciría un empuje de 180 kN (40.000 lb.), sin duda con poscombustión. Dado que Galleon estaba trabajando con la industria china de motores en la conferencia promovida, es casi seguro que los datos provienen de una fuente oficial que quiso revelarlos. El WS-15 probablemente no pudo generar 180 kN al principio, como lo sugieren los detalles de un motor derivado de alto bypass, el SF-A, pero esa calificación debería haber sido el objetivo final y debería haber sido aceptada para un  bombardero táctico del 2020.

Una configuración bimotor para el avión es altamente probable, por lo que los tamaños de motor disponibles sugieren que tendrá algo como 264 kN o 360 kN de empuje, la cifra exacta dependiendo de si los diseñadores han necesitado más rendimiento del motor elegido o han preferido reducir su rendimiento.

Si se combina una instalación WS-15 con la carga de empuje del F-111F (masa comparada con el empuje, que afecta fuertemente el rendimiento del vuelo), el bombardero táctico chino tendría un peso bruto de 72 toneladas métricas (160.000 lb.), lo que lo hace un 60% más grande que el antiguo “Aardvark” de los Estados Unidos. En el extremo inferior de la escala, un conjunto de motores WS-10 combinado con la carga de empuje relativamente baja del JH-7 (y por lo tanto un alto rendimiento) da como resultado un peso bruto de 41 toneladas métricas; en ese caso, el bombardero táctico sería un poco más pequeño que el F-111. Otras combinaciones de carga de empuje y tipo de motor dan tamaños intermedios.

Probable configuración y dimensiones del caza-bombardero/bombardero táctico JH-XX.

El tamaño más pequeño parece poco probable, debido a la referencia de la DIA a que la aeronave tiene un alcance medio, en comparación con el alcance de un bombardero estratégico. Es probable que un avión de 41 toneladas métricas de gran potencia no logre algo como el  alcance «medio» del H-6K. La descripción de alcance medio  probablemente también descarta la posibilidad de que el bombardero táctico tenga un motor nuevo y relativamente pequeño.

La designación de «caza-bombardero» establece un límite superior en el posible tamaño de la aeronave. Posiblemente, una instalación de dos motores WS-15 podría combinarse con una carga de alto empuje, como la del bombardero supersónico Tupolev Tu-22M3. En ese caso, el avión tendría un peso bruto de 90 toneladas métricas, pero ni los chinos ni el Pentágono podrían llamar a eso un caza bombardero.

La capacidad de transportar misiles aire-aire de  largo alcance sugiere un papel secundario en el ataque a aeronaves enemigas : los misiles puramente de autodefensa en los aviones de ataque tienen un alcance corto o medio. Un avión grande y costoso, como el nuevo bombardero táctico, normalmente no se podría arriesgar en un combate aéreo, pero en 2016 China reveló un enorme misil aire-aire con un alcance que debería exceder ampliamente los 200 km (120 millas), Suficiente para crear oportunidades de lanzamiento a distancias seguras de los cazas enemigos. Los objetivos probables de este misil son los aviones de apoyo lentos, como los que participan en la vigilancia ( AW&ST del 5 al 25 de diciembre de 2016, pág. 31 y del 29 de octubre al 11 de noviembre de 2018, pág. 58 ).

Como un avión de ataque furtivo de medio alcance, el bombardero táctico debería ser único. La Fuerza Aérea de los EE. UU. ha analizado dicho concepto en la forma del FB-22, basado en el Lockheed Martin F-22 Raptor y la propuesta FB-23 de Northrop, y en el diseño inicial del Bombardero de Ataque de Largo Alcance (LRSB por sus siglas en inglés), pero nunca se alcanzo la etapa de desarrollo. Desde el retiro del F-111, las fuerzas aéreas occidentales han dependido de cazas adaptados de comparativamente corto alcance y con poca capacidad pasiva para evitar la detección de radares, como el Boeing F-15E . Rusia aún opera el Sukhoi Su-24, similar al F-111, pero su principal avión de ataque táctico es el Su-34 basado en el caza Su-27.

Aunque un informe del Pentágono al Congreso en agosto de 2018 dijo que la flota de cazas china tenía aproximadamente 2.000 aviones de combate, el nuevo informe de la DIA reduce la estimación en un 15%, alrededor de 1.700 aviones. Modernizando sus fuerzas, China está retirando a muchos viejos cazas de dudoso valor.

La propuesta de bombardero táctico FB-23 de Northrop, basado en el caza YF-23 Black Widow, guarda un sorprendente parecido con los bosquejos publicados hasta ahora del AVIC JH-XX/JH-18.
Estas imágenes tomadas en las instalaciones de montaje de AVIC Shenyang en el año 2013, fueron «liberadas» a la prensa en Mayo del 2018. A la derecha se observa la nariz de un bombardero furtivo.

Deja un comentario