Boeing recibió un contrato de 400 millones de dólares, por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, para servicios de ingeniería en los bombarderos estratégicos B-1 y B-52. El contrato, anunciado el viernes pasado, cubre servicios recurrentes y no recurrentes. El B-1 ha estado en servicio desde 1986, mientras que el B-52, apodado Stratofortress, se introdujo por primera vez en 1955. El trabajo de ingeniería, estará finalizado para el 31 de diciembre del 2019, según estipula el contrato, y el mismo se llevará a cabo en Tinker AFB, Okla, California y en las instalaciones de Boeing en Oklahoma City, Okla.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí