El martes 25 de diciembre por la noche, Israel habría conducido una ofensiva aérea en Siria según informaron fuentes militares estadounidenses. La ofensiva fue conducida por aviones caza F-16I que lanzaron misiles de crucero Delilah desde el espacio aéreo libanés.

A su vez, se dio a conocer que Siria contrarrestó el ataque con el sistema aéreo de defensa Pantsir- S2 y S-200 SAM. Se informó que los ataques estaban dirigidos a objetivos militares sirio y ni iraníes.

Según las fuentes, el gobierno israelí habrían decidido aprovechar el caos generado por la decisión del presidente Donald Trump de sacar a las tropas estadounidenses de Siria y la amenaza de Ankara de un ejército turco atravesando el Eufrates. El objetivo habría sido deshabilitar los sitios militares sirios donde los activos de combate iraníes y de Hezbolá estaban acuartelados.

Después de que los aviones F-16 fallaron en alcanzar los objetivos, las FDI enviaron a los aviones furtivos F-35 en una segunda ola.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí