Según informes, la administración de Trump planea un retiro inmediato y total de las fuerzas estadounidenses de Siria. La acción se produciría justo en momentos en el que los líderes turcos amenazan con una invasión de Siria que podría enfrentar a los militares estadounidenses y las fuerzas locales respaldadas por Estados Unidos contra Turquía, un aliado de la OTAN.

Múltiples portales de noticias están informando variaciones de cuán definitivo sería un retiro de los Estados Unidos en este momento.

El Wall Street Journal dio la noticia de que la retirada ya se está preparando. CNN informó que la planificación está en marcha para una salida completa y rápida de las tropas de los EE. UU. Reuters informa que aún se está considerando la decisión.

El presidente Donald Trump tuiteó el miércoles por la mañana que Estados Unidos ha derrotado al Estado Islámico en Siria, “mi única razón para estar allí”. Los informes sobre el llamado de Trump a retirarse van en contra de muchas declaraciones de otros líderes militares y de seguridad nacional.

El Pentágono emitió una declaración el miércoles por la mañana que no mencionó ningún retiro. “En este momento continuamos trabajando con nuestros socios en la región”, dijo el coronel Rob Manning, un portavoz del Pentágono.

La semana pasada, los funcionarios de la administración de Trump parecieron ignorar la idea de un retiro. “La misión militar es la derrota duradera de ISIS”, dijo Brett McGurk, enviado especial presidencial de Trump para la Coalición Global para Derrotar a ISIS, en una conferencia de prensa el 11 de diciembre. “Obviamente, hemos aprendido muchas lecciones en el pasado, por lo que sabemos que una vez que se derrota al enemigo en el espacio físico, no podemos simplemente recoger los equipos y tropas y salir.

“Así que estamos preparados para asegurarnos de que hacemos todo lo posible para que esto sea duradero … Nadie está diciendo que (ISIS) va a desaparecer. Nadie es tan ingenuo. Así que queremos permanecer en el territorio y asegurarnos de que se pueda mantener la estabilidad en estas áreas “.

Los funcionarios estiman que hay cerca de 2.000 soldados estadounidenses en Siria, pero el número exacto no se divulga públicamente. Esas fuerzas de los Estados Unidos se extienden por toda la región en una red de bases operativas avanzadas y pequeñas unidades de asesores de combate integradas con aliados locales, principalmente kurdos sirios.

Tropas de operaciones especiales norteamericanes mantienen gran presencia en Siria. Imagen: Sgt. Matthew Crane

Las fuerzas locales respaldadas por Estados Unidos han eliminado la última gran resistencia de ISIS en la zona de Hajin, cerca de la frontera entre Siria e Irak. Sin embargo, ISIS todavía tiene varios miles de combatientes en el valle medio del río Eufrates.

ISIS también ha demostrado la capacidad de lanzar contraofensivas importantes cuando la potencia aérea de los EE. UU. no se encuentra en el área, como un incidente de octubre cuando los aviones de los EE. UU. fueron puestos a tierra debido a una tormenta de arena.

Los Estados Unidos tienen aproximadamente 2.000 soldados en Siria que trabajan junto a una combinación de milicias locales árabes y kurdas que se combinan para formar las Fuerzas Democráticas de Siria.

Turquía se ha enfurecido durante mucho tiempo por el apoyo de Estados Unidos a los combatientes kurdos, que según Turquía son miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, un grupo terrorista étnicamente kurdo que ha librado una insurgencia en el sureste de Turquía durante décadas.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo esta semana que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había “respondido positivamente” a las demandas de Erodgan de eliminar las milicias kurdas de Manbij, una región donde las tropas estadounidenses están apostadas en el norte de Siria.

El lunes, sin embargo, el embajador de Estados Unidos sobre asuntos sirios, Jim Jeffrey, pareció contradecir a Erdogan.

“Creemos que cualquier ofensiva en el noreste de Siria por parte de cualquiera es una mala idea, y esa fue una posición que transmití cuando estaba en Ankara, que todos los miembros del equipo del Presidente han transmitido”, dijo Jeffrey, según Voice of America.

Los líderes del Pentágono también han declarado repetidamente que los EE. UU. deben mantener una presencia para garantizar una derrota duradera del ISIS, así como para evitar el movimiento de las fuerzas militares cercanas a Irán.

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, respaldó esa escuela de pensamiento este otoño.
“No nos iremos mientras las tropas iraníes estén fuera de las fronteras iraníes, y eso incluye a los apoderados y milicias iraníes”, dijo Bolton en septiembre.

Otra dinámica en toda la situación son las tensiones entre las fuerzas estadounidenses y rusas en Siria. Según informes, los estadounidenses y los mercenarios rusos han intercambiado disparos en más de una ocasión en el país.

“Ha habido varios incidentes, algunos relacionados con el intercambio de disparos, otros no”, dijo el embajador estadounidense James Jeffrey a fines de noviembre. “Nuevamente, continuamos nuestra misión allí y continuamos ejerciendo nuestro derecho de defensa propia”.

Artículo original publicado en Military Times

Traducido por Eduardo Moretti

Imagen de portada: Cpl Gabino Perez – US Marine Corps

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí