WASHINGTON – En medio de una negociación en curso sobre la decisión de Turquía de comprar un sistema de defensa aérea ruso, el Departamento de Estado de los Estados Unidos autorizó a Ankara a comprar un paquete de sistemas Patriot, con un precio estimado de $ 3.500 millones de dólares.

El anuncio, publicado el martes por la noche en el sitio web de la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa, abarcaría la adquisición de 80 sistemas de misiles Patriot MIM-104E y 60 sistemas PAC-3, así como el equipo asociado.

Turquía ha pasado dos veces por alto al Patriot: en 2013, cuando eligió un sistema chino el que abandonó posteriormente, y en 2017 cuando dijo que finalizaba el acuerdo con Rusia por los S-400.

En ambos casos, Turquía insistió en una transferencia de tecnología de misiles con respecto al sistema Patriot antes de considerar la adquisición del sistema, algo que Estados Unidos se negó a hacer.

La agencia DSCA de los EE.UU. evalúa dichas compensaciones industriales de algún tipo si son requeridas con el acuerdo, pero “en este momento los acuerdos de compensación son indeterminados y se definirán en las negociaciones entre el comprador y los contratistas”, aún queda por ver si esa compensación incluirá la transferencia de tecnología o no.

El S-400 es un punto importante en la relación militar entre los Estados Unidos y Turquía. Los funcionarios del Pentágono y los jefes de la OTAN han expresado a Turquía que no se le puede permitir conectar el S-400 a sistemas aliados, como la integración con el F-35. Turquía es miembro de la OTAN.

Patriot Advanced Capability-3 perteneciente a la JASDF. Imagen: Cpl. Aaron Henson – US Marine Corps

Los dos sistemas son diferentes en capacidades. El S-400 es un sistema móvil, diseñado para el despliegue detrás de las líneas para proteger la infraestructura crítica, con un alcance muy largo. El Patriot, por su parte, es un sistema de mediano alcance.

Un portavoz del departamento, hablando antes del anuncio, dijo que Turquía “usará el sistema Patriot para mejorar su capacidad de defensa aérea y de misiles, defender su integridad territorial y disuadir las amenazas regionales.

“La venta propuesta aumentará las capacidades defensivas del ejército turco para protegerse contra la agresión hostil y proteger a los aliados de la OTAN que podrían entrenar y operar dentro de las fronteras de Turquía”.

Además de los misiles, el paquete incluye cuatro conjuntos de radar AN / MPQ-65, cuatro estaciones de control de acoplamiento, 10 grupos de mástiles de antena, 20 estaciones de lanzamiento M903 y cinco sistemas de planta de energía eléctrica III.

Al igual que con todos los anuncios de la DSCA, los valores en dólares y las cantidades pueden variar al final de las negociaciones; el Senado debe aprobar una venta antes de que el cliente y el gobierno de los Estados Unidos entren en la negociación final del contrato.

Por Aaron Mehta para Defense News

Traducido por Eduardo Moretti

Imagen de portada: MIM-104 Patriot español desplegado en Turquía. Imagen: Estado Mayor de la Defensa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí