Sierra Nevada está recibiendo 329 millones de dólares por la compra de 12 aviones de ataque ligero A-29 Super Tucano para la Fuerza Aérea de Nigeria. La compra incluye piezas de repuesto, equipo de apoyo en tierra, apoyo logístico y de contratistas, y se espera que el trabajo continúe hasta mayo de 2024.

El Embraer A-29 Super Tucano es un avión de ataque ligero turbohélice en servicio en países de todo el mundo. Está diseñado para operaciones de contra-insurgencia y apoyo aéreo cercano en áreas que carecen de defensas aéreas significativas. También se usa ampliamente como avión de entrenamiento.

El avión puede llevar dos ametralladoras de calibre 50 internamente en las alas, y una mezcla de vainas de armas como miniguns, cohetes, misiles guiados, bombas y vainas de sensores como el FLIR. Puede volar a baja velocidad y altitud sobre un área objetivo durante horas con el objetivo de apoyar a las tropas en tierra.

Aviones ligeros como el Tucano pueden cumplir con las necesidades de asistencia y vigilancia aéreas en entornos de bajo riesgo a un costo operacional mucho menor que los aviones más pesados como el A-10 o el F-16, además de que requieren menos capacitación en vuelo y mantenimiento.

Sin embargo, los Super Tucano son muy vulnerables a las armas antiaéreas avanzadas, como los misiles tierra-aire portátiles, pero están destinados a operar contra enemigos que carecen de armamento sofisticado.

Los grupos insurgentes como Boko Haram, contra los que Nigeria ha estado luchando, suelen estar armados con armas y vehículos comparativamente ligeros y no poseen una red de defensa aérea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí