La Marina de los EEUU otorga a Lockheed Martin un contrato de 18.5 millones de dólares para la realización de un trabajo logístico relacionado con el programa F-35 Lightning II Joint Strike Fighter.

Dicho contrato especifica la realización de un análisis de las capacidades del F-35 dentro de la US Navy. El análisis incluirá el estudio del costo y las reducciones de peso y simulaciones del rendimiento del avión. El F-35 Lightning II Joint Strike Fighter es un avión caza sigiloso multiusos de quinta generación programado para reemplazar a la mayor parte de la flota de cazas de EEUU y complementar la flota de otras naciones que participan en el programa.

Se han entregado más de 320 aviones a los Estados Unidos y las naciones socias, y se espera que las compras planificadas aumenten ese número en cientos durante los próximos años.

Los planes de producción a largo plazo requieren la construcción de cerca de 3.000 aviones para los militares estadounidenses y los compradores extranjeros aprobados.

Los modelos de despegue y aterrizaje vertical F-35A de la Fuerza Aérea y la Infantería de Marina ya han alcanzado la capacidad operativa inicial con varios escuadrones de los EEUU desplegados con los portaaviones de asalto anfibios USS Wasp y USS Essex, en Japón y Oriente Medio.

Aunque los problemas persistentes de software, y aún sin resolver, ha dejado a los F-35 sin la facultad de desarrollar todas sus capacidades, el Departamento de Defensa ha dicho que los aviones desplegados están listos para el combate.

Se espera que el Navy F-35C, diseñado para grandes flotas de Clase Nimitz y Ford, esté en pleno funcionamiento el próximo año, según declaró la Oficina de Programa Conjunto del F-35 Lightning II Joint Strike Fighter.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí