Lockheed Martin anunció el jueves pasado que el Ejército de los Estados Unidos le ha otorgado un contrato por 6.9 millones de dólares para el desarrollo y la mejora de su exoesqueleto de carga Onyx para las tropas desmontadas.

Las mejoras serán para demostraciones adicionales del sistema en 2019 para el Centro de Investigación, Desarrollo e Ingeniería del Ejército Natick Soldier. Las modificaciones primero serán evaluadas por la Universidad de Florida.

Onyx es un exoesqueleto de cuerpo inferior que utiliza tecnología de IA y está destinado a mejorar la resistencia de los soldados que transportan o arrastran cargas pesadas, y a su vez, ayudar en pendientes pronunciadas.

El exoesqueleto está diseñado para ayudar a reducir el estrés en la parte inferior de la espalda y las piernas utilizando los activadores de rodilla y los sensores administrados por un sistema IA. Está destinado a distribuir el peso y ayudar a mantener el sistema esquelético alineado, lo que permite a los soldados transportar cargas más pesadas y reducir el riesgo de lesiones y fatiga.

Un estudio realizado por la Universidad de Michigan mostró que los soldados que llevaban 40 libras de peso mientras subían pendientes empinadas gastaban menos energía usando el sistema, según Lockheed Martin.

“Las tecnologías innovadoras como Onyx pueden mejorar el rendimiento humano, disminuir las lesiones y reducir la fatiga para ayudar a los soldados a realizar tareas físicamente exigentes”, dijo Keith Maxwell, gerente del programa de tecnologías de exoesqueleto de Lockheed Martin, en un comunicado de prensa.

Onyx está diseñado por B-TEMIA, con Lockheed Martin que desarrolla y produce el sistema bajo un acuerdo de licencia para uso militar. La tecnología ya tiene funciones médicas tales como ayudar a las personas que están parcialmente paralizadas a caminar, entre otras tareas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí