La fragata noruega KNM «Helge Ingstad» (F-313), que la semana pasada sufrió una colisión con el petrolero maltés «Sola TS» en las inmediaciones del fiordo de Hjeltefjord (norte de Bergen), se encuentra prácticamente hundida, según las imágenes difundidas por la Administración Costera del país escandinavo (en Twitter: @Kystverket).

Los cables y conexiones instalados para estabilizar el barco estos últimos cuatro días cedieron finalmente esta pasada noche con el resultado del hundimiento, casi en su totalidad, de la fragata noruega. Solo la parte superior de su mástil y una pequeña parte de la popa emergen.

“El barco se encuentra ahora inmóvil en aguas más profundas”, aseguró Håvard Mathiesen, jefe de operaciones de rescate en la Marina noruega, en una conferencia de prensa en declaraciones recogidas por la agencia AFP. La Administración Costera coordina también la limpieza del crudo vertido en la zona tras el impacto. Según un comunicado difundido este martes, se han recogido ya 13 metros cúbicos de crudo en el mar y la fuga aún no ha sido contenida del todo.

Algunos medios noruegos han informado de que la fragata fue advertida sobre su rumbo de colisión contra el petrolero maltés. Pero no hizo caso o no pudo variar el rumbo. Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer las causas del siniestro de la fragata, ocurrido el 8 de noviembre. A bordo de la fragata viajaba una tripulación de 137 personas que fue evacuada de emergencia. No hubo víctimas.
La fragata KNM Helge Ingstad es una de las cinco de la clase Fridtjof Nansen construidas por Navantia a la Marina noruega en los astilleros de Ferrol. Esta en particular fue entregada en 2009. Este buque noruego ha participado recientemente en las maniobras de la OTAN Trident Junctur.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí