El F-35Bs STOVL es una de las variables del F-35 Lightning II, un avión caza polivalente, monoplaza de quinta generación con capacidad furtiva destinado a realizar tareas de reconocimiento, ataque a tierra y defensa aérea.

El mismo se desarrolla bajo el programa Joint Strike Fighter encabezado por el contratista Lockheed Martin, e integrado por un consorcio militar internacional de más de 14 países que por más de 30 años han estado desarrollando un nuevo avión caza táctico que reemplace a los F-16, F/A-18 y al AV-8B que actualmente están en servicio en los Estados Unidos y en los países aliados.

De las tres versiones del F-35, el F-35B posee la capacidad de despegar y aterrizar verticalmente como un helicóptero, a su vez de que puede realizar el despegue en un espacio mucho más reducido que otros cazas.

Recientemente, en un comunicado de prensa del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, se anunció la prueba de bautismo del F-35B en combate. Más específicamente, se confirmó la conducción de un ataque aéreo en apoyo a una misión que se está llevando a cabo en Afganistán.

“Durante esta misión, los cazas F-35B realizaron un ataque aéreo en apoyo a operaciones terrestres y el ataque fue calificado como exitoso por el comandante de las fuerzas terrestres”, dijo el Comando Central de EE.UU. (Centcom).

El ataque fue lanzado en Afganistán “contra un objetivo talibán fijo”. El F-35B despegó desde el buque de asalto anfibio USS Essex del Cuerpo de Marines de EE.UU.

“El F-35B conlleva una mejora significativa en el teatro anfibio de operaciones y en su capacidad de guerra aérea”. Asimismo, se destaca por su “flexibilidad operativa y supremacía táctica”, según declaró el Vicealmirante  Scott Stearney, comandante del Comando Central de las Fuerzas Navales de EE. UU.

El programa del F-35 Lightning II Joint Strike Fighter es considerado uno de los más costosos de la historia, que ha sufrido a su vez, numerosos retrasos, sobretodo dicha variable del F-35B, que se ha visto frenado por numerosas fallas técnicas que le impedían comenzar con las pruebas en combate real.

El F-35 Lightning II fue desarrollado con el objetivo de ser un caza de quinta generación asequible aprovechando las economías de escala y las similitudes existentes en sus tres versiones (F-34A, F-35B, F-35C), por consiguiente, desde la producción del primer F-35, el costo del mismo se habría reducido en un 60 por ciento, según afirma, el contratista principal, Lockheed Martin.

Sin embargo, el precio por unidad se encuentra muy por encima de los inicialmente estipulado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos que había fijado un precio que rondaba los 80 millones de dólares por unidad. Al día de la fecha, el costo por el Lote 9 del F-35Bs STOVL es de 122 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí