El Cuerpo de Marines de los EE. UU. ha cancelado su programa de mejora de los vehículos de asalto anfibio a medida que se enfoca en el futuro y se alinea con la nueva Estrategia de Defensa Nacional.

El servicio ejecutó una orden de suspensión de trabajo el 27 de agosto a SAIC, que tenía contrato para realizar actualizaciones de supervivencia a la flota de AAV de más de 40 años. Las mejoras previstas incluían nuevas orugas para mejorar la movilidad así como un  blindaje de nuevo diseño, asientos mitigadores de explosiones, un nuevo motor y transmisión junto con una variedad de actualizaciones de suspensión.

La orden “permite a [SAIC] terminar los cuatro módulos de control de producción que se estaban construyendo”, dijo el portavoz de Marine Corps, Manny Pacheco, en un comunicado. “Han entregado tres y esperamos el cuarto pronto” (…) “Todos los demás trabajos se terminarán”.

El Cuerpo de Marines ha gastado aproximadamente 125 millones de dólares hasta la fecha en el programa AAV Survivability Upgrade, o SU.

La idea era mantener los vehículos operativos hasta el año 2035, cuando la Infantería de Marina comience a poner en línea su nuevo Vehículo de Combate Anfibio (ACV, por sus siglas en inglés) que reemplazará lentamente a los AAV.

Pero en un esfuerzo por “alinear mejor los programas con la Estrategia de Defensa Nacional y la orientación del Congreso para reducir la inversión en programas heredados y centrar el poder de compra en la modernización, la Infantería de Marina tomó la decisión de des-invertir el programa AAV SU”, dijo Pacheco.

La AAV no satisface las necesidades de las modernas operaciones de asalto anfibio“, dijo. “En lugar de continuar invirtiendo en ese vehículo que, incluso en forma mejorada, no proporcionará la maniobrabilidad, la capacidad de supervivencia o el rendimiento adecuado, la Infantería de Marina cree que estos fondos se utilizarán mejor en otros lugares para apoyar iniciativas de modernización en toda la fuerza”.

“Las decisiones de re-inversión se tomarán por separado y se enfocarán en aumentar la letalidad de la fuerza”, explicó Pacheco. “Los activos de des-inversión de AAV SU pueden permitirnos adquirir iniciativas con financiación insuficiente en la línea de modificación de AAV, como la Modernización de la Comunicación Táctica y una Estación de Armas Remotas”.

Por otro lado se cree que el programa de AAV no será el único que sufra recortes, puesto que, se ha venido argumentando desde el año pasado, que no se puede continuar invirtiendo en sistemas antiguos.

El Ejército ya ha finalizado el programa de actualización Bradley A5 a favor del nuevo Vehículo de combate de nueva generación. Esa actualización habría incluido mejoras como un FLIR de tercera generación, un puntero láser multi-plataforma, cámara de día de color y un buscador de rango láser mejorado.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí