¿Por qué la búsqueda del ARA San Juan fue un ámbito de interés para la Defensa?

1
Foto gentileza: TN,com.ar

El 15 de noviembre de 2017 fue el último contacto que estableció el “ARA San Juan” con su base. Días después, la Armada Argentina recibió el apoyo de 18 países para iniciar la búsqueda del submarino desaparecido, lo cual generó un operativo internacional sin precedentes.

Nueve meses después, la búsqueda se inicia nuevamente con el arribo al país del “Seabed Constructor“, el cual cuenta con una moderna tecnología capaz de llevar a cabo este tipo de operativos. El buque en cuestión dispone de 5 AUV (vehículos submarinos autónomos) capaces de alcanzar los 6 mil metros de profundidad y relevar el fondo marino.

Según el sitio oficial de la Armada Argentina, el “Seabed Constructor” se encuentra realizado una búsqueda exhaustiva en el área numero 1 de exploración y la empresa Ocean Infinity estima que “en diez días barrerá una superficie de 3200 km² correspondientes a las tres áreas definidas por ellos en base a la información recibida de la Armada Argentina y de otras fuentes internacionales que fueron consultadas para la planificación de la operación.” Del operativo también participan la corbeta “ARA Espora” y un avión P-3B Orion.

Además de pormenorizar en el importante suceso que se está desarrollando en la actualidad, y volviendo hacia aquel mes de noviembre de 2017 en donde se produjo la desaparición del submarino, sería interesante preguntarse ¿Por qué la búsqueda del ARA San Juan resultó un asunto de interés para la Defensa,  más allá de la motivación principal que fue encontrar al submarino?

En primer lugar, comenzaré diciendo que al igual que cierta tecnología militar, como puede ser el caso de un misil, los sistemas utilizados en la búsqueda del “ARA San Juan” atravesaron una prueba de fuego al ser probados en condiciones reales, entiéndase el estado de emergencia para aquellos sistemas desplegados en los primero días y en jornadas posteriores. No queda duda que la actividad vivida en aquellos días de noviembre de 2017 sentará antecedentes, ya se con nueva doctrina o afinando algunas cuestiones particulares. 

En segundo término, así como es importante una prueba en el terreno para verificar en detalle el funcionamiento de los medios propios, también se trató de una importante oportunidad para conocer el potencial de las demás Armadas. Claro está, es lógico pensar que todas las Armadas que fueron parte del operativo, pero especialmente las de Estados Unidos y Rusia, tuvieron muy presente el hecho de no “revelar” información valiosa respecto de sus avances tecnológicos en la materia. Extraoficialmente, se habló de que el gobierno argentino habría recibido ciertas presiones por parte de los gobiernos de EE.UU. e Inglaterra, los cuales no veían con agrado la presencia rusa en el Atlántico Sur.

Por último, el despliegue de esta tecnología mostró una clara línea divisoria entre aquellos países que podían disponer de ella, y aquellos que no. En este sentido, la situación reforzó la condición de potencia de países como Estados Unidos y Rusia, los cuales transformaron el escenario de búsqueda en una competencia naval.

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. Se preparan solo para desfilar? Más armas no incrementará la tasa de riesgo guerra? Y las grandes poblaciones de un mundo con hambre que reciben de eso? Satisface motivaciones respetables de soldados, pero todos en preparativos para una guerra usta? La de los libertadores de antes? Cuáles son los de ahora????

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí