Scheetz: “La idea de involucrar a las FFAA en tareas de seguridad es un completo absurdo”

Entrevistamos a Thomas Scheetz, experto en Economía para la Defensa con una larga carrera como docente. Habla sobre la realidad de la Defensa Nacional y su nuevo enfoque, orientado a seguridad pretendido por el gobierno.

6
Imagen: Internet

En una fría mañana de julio me encuentro en un café del barrio de Recoleta. Se oyen conversaciones varias, ruido a tazas, mucho olor a café, movimiento. Espero. La idea es encontrarme con uno de los mayores expertos en Economía para la Defensa de la Argentina. Al fin llega Thomas Scheetz. Con su inconfundible acento, me saluda. Empezamos a hablar de nuestro tema, la Defensa Nacional.

 ZM: -Para definir algunas cuestiones básicas: ¿qué es la “Defensa Nacional” de un país?

 TS: “Para responder a esa pregunta, hay que definir el plano que se quiere analizar, ya que hay distintos enfoques: Defensa a Nivel Económico,  Defensa a Nivel Militar y Defensa a Nivel Político.

La Defensa a Nivel Político sería la más relevante para al gran público. La mejor manera de definirlo,  pensando en el ciudadano contribuyente de un Estado, es como una `póliza de seguro´ contra riesgos limitados”. Esos riesgos, que  para los militares serán las `misiones´ bien definidas.  Cada `misión´ implica capital físico (inversiones presupuestadas), capital variable (insumos en general, como combustible; municiones; vestimenta; alimentos, etc.) y mano de obra (personal militar capacitado y personal civil involucrado en defensa). No se puede cubrir un riesgo, sin asignar los medios necesarios y el presupuesto requerido.

De forma similar, nadie te da una `póliza de seguro´ de tu casa o incluso de tu vida, sin establecer los aspectos que vas a cubrir. El costo que pagás depende del listado de beneficios potenciales que pretendes cubrir. Se trata de plantear una `metáfora´ para definir el `para qué´ de la Defensa Nacional.

Este es el problema de este gobierno (del presidente Mauricio Macri) y el anterior (presidenta Cristina Fernández). No se trata de un `para qué´ teórico, se trata de un `para qué´ concreto y real, que implica establecer doctrinas, desplegar medios necesarios para cumplir el objetivo de la Defensa Nacional”.

 ZM: -¿Se podría ver como “identificar amenazas” y actuar en consecuencia? Cuando leemos una póliza de seguros, tenemos un listado de “infortunios”, de los que vamos a protegernos. Claramente a la Argentina no la identifican sus amenazas…

 TS: “Así es. En la Argentina hay dos cuestiones que contribuyen a este “desmanejo” de la Defensa Nacional:

1- La naturaleza de la política en la Argentina es cortoplacista. No solamente en  Defensa, sino en absolutamente todo. Con la Reforma de la Constitución de 1994, se redujo el periodo de mandato presidencial de seis a cuatro años. La consecuencia es que `siempre estamos en campaña´.

2- El Estado argentino es botín de guerra de los políticos. No entran para resolver problemas directamente, sino para tres cosas: acumular poder, ganar dinero y distribuir cargos.

Los Ministros de Defensa que hemos tenido, en su inmensa mayoría, no estarían capacitados para el cargo en ningún país medianamente digno. Incluso en el nivel de los secretarios y subsecretarios y demás cargos hasta el nivel más bajo. No solo en Defensa, sino en otras áreas también”.

 ZM: -Sin ánimo de justificar estas cuestiones, solo mirando mas allá de nuestras fronteras, observando a otros países, otras administraciones… ¿este fenómeno es similar en otras latitudes?

 TS: “La política atrae a mucha gente que busca acumular poder. Los países poderosos tienen horizontes de largo plazo. No así en Argentina. En otros países existe un nivel de corrupción y asignación de cargos, etc., pero yo no he visto un país con tanta corrupción como la Argentina.

El bien público se deja de lado. Por ejemplo, en educación, se gasta mucho dinero a nivel provincial y la calidad de la educación se está hundiendo literalmente. Si se quiere generar trabajo y desarrollo se necesita una buena calidad educativa. La educación es la parte más importante, incluso más que la Defensa”.

 ZM: -Sin educación, no hay futuro, sin futuro no hay país. Eso la política debería saberlo…

TS: “A veces tengo mis dudas sobre los conocimientos de la clase política argentina…

En Argentina se gasta alrededor del 6% del PBI en educación, lo cual no está nada mal, a nivel presupuesto, pero los resultados no acompañan a ese nivel de inversión. Se gasta mucho dinero en personal inútilmente”.

 ZM: -La Argentina gasta menos del 1,5% del PBI en Defensa, que es el promedio mundial. Gasta bastante por debajo de ese porcentaje. ¿Este bajo nivel de inversión, repercute en la calidad de la Defensa Nacional?

 TS: “El porcentaje del PBI no tiene nada que ver con el `para que´ de la Defensa señalado anteriormente. No tiene nada que ver con el Planeamiento de Misiones, que sería lo mismo. Se tiene que adaptar la `póliza de seguros´ para qué infortunios querés cubrir.  

El porcentaje de PBI gastado en Defensa se usa con frecuencia porque es fácilmente comparable con el de otros países. Hay que aclarar que se lo utiliza para saber cómo el Gasto Militar impacta en el desarrollo de un país. Este dato no sirve para analizar Defensa a Nivel Militar ni Defensa a Nivel Político. ¿Por qué? Porque el 1% del PBI puede ser demasiado, y el 10 % del PBI puede ser poco (depende de los riesgos que enfrente una nación), según lo determinado por la pregunta fundamental: el `para que´ de una Defensa Nacional.

EE.UU tiene un planteo de proyección de poder, de manera `imperial´ para emprender guerras lejanas, con un perfil de potencia ocupante. La Argentina tiene una visión estrategia defensiva, como la inmensa mayoría de los países de la región, que es muchísimo más económico.

Hablar de defensa en términos del porcentaje del PBI es un criterio equivocado, salvo que se realice un análisis de econometría (2). He realizado estudios en cinco países de la región. Suele tener un impacto positivo en la economía”.

 ZM: -Con el actual ministro de Defensa, Oscar Aguad, hay un replanteo para que las FFAA se  involucren en tareas de seguridad. ¿Cómo ve este nuevo enfoque?

 TS: “Esta idea, que no es una idea propia del señor ministro, es una idea absurda. Hay errores de concepto muy graves:

1- Un militar es mucho más costoso de entrenar que un policía. Hace años realice un estudio comparativo de este tema. Contrasté los datos de la Escuela Juan Vucetich (Policía) y el Colegio Militar de la Nación (Ejército). En ese momento, 1991, costaba siete veces más preparar un oficial del Ejército (un oficial de carrera), que un oficial de policía. Esto se debe a los tiempos de estudio y por el costo de las `herramientas´ necesarias para poder desempeñarse eficazmente en su carrera.

 2- La doctrina de un militar es diferente a la doctrina policial. Un policía está entrenado para el uso mínimo de la fuerza contra sus conciudadanos. Un policía, frente a un delito, actuaría de esta manera: -¡Alto, policía! Tiro al aire y por último tiro a la pierna. El militar no está entrenado en el concepto de “uso mínimo de la fuerza”, sino en una forma de proceder completamente diferente, porque su misión es otra. Su doctrina es muy diferente.

Ahora mucha gente podrá pensar, los uniformes de los policías se parecen a los de los militares… ¿Por qué no darle el trabajo de los policías a los militares también? Eso es no entender el fondo de la cuestión. El uso de los militares en tareas de seguridad interior ha sido un fracaso en todos los lugares donde se la ha probado. Los resultados son espantosos: en México, en Colombia, en Bolivia, en Perú”.

 ZM: -La Argentina tienen organizaciones importantes en cantidad de efectivos dentro la esfera del Ministerio de Seguridad (Ministra Patricia Bullrich) como la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval, que son instituciones doctrinariamente formadas en tareas de seguridad interior. Otros países de la región, no poseen están instituciones. Tenemos recursos para enfrentar el narcotráfico, el contrabando y las cuestiones propias de la seguridad interior.

 TS: “¿No sabemos qué hacer con los militares y le damos el trabajo de los policías? ¿Entrenamos personal militar (con el costo que ello implica) para darles otras tareas? Un absurdo”.

 ZM: -¿Cómo ve el futuro de la Defensa Nacional?

 TS: “Llevo 40 años en esto. De naturaleza soy un pesimista. Sin embargo, actúo como si existiera una esperanza. La esperanza es lo último que se pierde. Aquí todo es muy triste, cuando pienso en los jóvenes en las FFAA. La tragedia del ARA San Juan es una pérdida muy dolorosa. Creo que los  futuros gobiernos van a seguir lucrando y no trabajando en Defensa. Después de Malvinas sucedió lo mismo”.

 ZM: -Se percibe una cierta “inercia” en el área de Defensa, no una política responsable del área…

 TS: “No hay tal `inercia´; directamente buscan fines que están muy alejados de los ideales institucionales…”

 ZM: -Hay algo que no se suele tomar en cuenta: el futuro del capital humano, los jóvenes que ingresan a las FFAA, con idea de crecer y desarrollarse en un área que el país ha olvidado casi por completo.

 TS: “Es cierto. Un porvenir nada claro. Hay muchas cuestiones que atender de cara al futuro: el `cambio climático´ va a afectar tremendamente a la Argentina. Otra cuestión, la proyección Argentina en la Antártida -Atlántico Sur-. Chile y el Reino Unido no se quedarán de brazos cruzados con sus pretensiones Antárticas.

El futuro, como siempre, es incertidumbre. Hay diversas cuestiones, que ya se ven, van a afectar a la Argentina y al Mundo. Las FFAA deberían concentrarse en las cuestiones clave, como la soberanía nacional y planear proyectarla en Atlántico Sur –Antártida-. Pretender que las FFAA hagan el trabajo de la seguridad interior es un error. Ese es el trabajo de las distintas Policías Nacionales y Provinciales, además de la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval

 ZM: Quizás una frase, sintetice las ideas aquí expresadas::

`SERÁS LO QUE DEBAS SER O NO SERÁS NADA´” (3)

 

Referencias:

1- Thomas Scheetz, Dr. en Economía Internacional (Texas EE.UU),  Máster en Economía (Sussex  RU).

2-Ecometría: aplicación de los métodos estadísticos al estudio de la economía.

3-Frase atribuida al General José de San Martín (1778-1850), héroe nacional argentino y peruano.

 

Acerca del autor:

Hernán A. Rubio. Posee Estudios en Medios Audiovisuales y formación periodística. Curso la Maestría en Estudios Estratégicos (Escuela de Guerra Naval). Miembro del CARI.

 

 

Hernan Rubio
Escribe regularmente para Zona Militar. Posee formación en Medios Audiovisuales (ORT2) y Periodismo (ETER). Cursó la Maestría en Estudios Estratégicos (EGN). Es miembro del CARI.

6 COMENTARIOS

  1. No es llamativo que Scheetz haya omitido referirse por lo menos en una oportunidad al gran problema de la usurpación británica de las Islas del Atlantico Sur con beneplácito estadounidense? La usurpacion del 23% de las jurisdicciones argentinas !

  2. Fui alumno de la EDENA y del ¨Señor¨Scheetz. Un chanta…Recordemos fue asesor de la ex Ministro Garre…..amigo de otro gran “experto¨Sain….

  3. Algunos comentarios:
    1. Mi postura respecto a las Malvinas: El Atlantico Sur (obviamente las Islas Malvinas incluidas) son la mision mas importante de las FFAA Argentinas. Es por eso que, por ejemplo, apoyaba la nuclearizacion (Carem) de nuestros submarinos. Nunca aceptaba (ni apoyaba) la posicion estadounidense respecto a la Guerra de Malvinas.
    2. No tengo una maestría de la Universidad de Sussex, mas bien hice estudios Post-doctorales allí (en economia de defensa).
    3. Revisé la lista de notas de mis alumnos en la EDENA entre 2005 – 2015. No encuentro ningún alumno Jorge Suarez. Tampoco fui asesor de la Ministra Garre.

  4. Estimados, Zona Militar es un espacio que siempre se ha caracterizado por escuchar las múltiples voces y opiniones dentro del debate de defensa. Se puede acordar o tener diferencias de opinión/conceptuales con el autor del artículo, pero que las mismas sean siempre dentro del marco del respeto por favor.

  5. El principal problema de Argentina es que es ingobernable, concuerdo plenamente sobre el carácter del político Argentino, y en especial sobre lo nefasto que resulto haber modificado la duración del mandato presidencial en el pacto de olivos. Creo que si no se resuelven esos dos problemas, no se podrá resolver la crisis de Defensa (y del mismo Estado)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí