Corea del Norte ha proseguido con la fabricación de misiles desde que el líder, Kim Jong Un, acordó «trabajar hacia la desnuclearización completa» con el presidente estadounidense Donald Trump, según informa el Washington Post.

Fotos satelitales indican que se están realizando esfuerzos para ensamblar al menos uno, y posiblemente dos, misiles balísticos intercontinentales de combustible líquida, según informó el Post, citando a funcionarios no identificados familiarizados con la inteligencia estadounidense que hablaron bajo condición de anonimato. Los cohetes se estaban construyendo en una instalación en Sanumdong, en las afueras de Pyongyang, dijo el periódico.

La nueva inteligencia no sugiere una expansión de las capacidades de Corea del Norte, pero muestra que el trabajo en armas avanzadas continúa, según asegura el Post.

El informe es la última indicación de que Kim continúa construyendo armas nucleares, a pesar de que Trump declaró que Corea del Norte «ya no era una Amenaza Nuclear» después de la cumbre de los líderes del 12 de junio en Singapur. Mientras Kim acordó unilateralmente dejar de probar las bombas nucleares y los ICBM, y demolió algunas instalaciones relacionadas, no se ha comprometido a dejar de expandir el arsenal que tantas décadas le llevó construir.

El secretario de Estado Michael Pompeo, quien encabeza las negociaciones nucleares con Corea del Norte, reconoció en el Senado de Estados Unidos la semana pasada que las fábricas de Corea del Norte «continúan produciendo material fisionable» utilizado para fabricar armas nucleares. En ese momento, se negó a decir si Pyongyang estaba construyendo nuevos misiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí