Aero Vodochody revela el avión de ataque ligero F/A-259 y anuncia nuevas ventas para el L-39NG

0

El fabricante checo Aero Vodochody ha revelado en la feria aeroespacial Farnborough 2018 una nueva variante más capaz de su avión de ataque ligero L159, designada como F/A-259 Striker.

El monolaza F/A-259 se basa en el L-159 Advanced Light Combat Aircraft (ALCA), que ha estado en operación desde principios de los años 90.

Como señaló Aero, esta nueva variante se ha desarrollado en colaboración con Israel Aerospace Industries (IAI), y está propulsada por un solo motor F124-GA-100 que proporciona el mejor rendimiento de empuje-peso en su clase, y cuenta con una cabina de «vidrio» dotada con pantallas multifunción de color y compatible con gafas de visión nocturna (NVG), datalink, controles HOTAS (hands-on-throttle-and-stick) y un radar de apertura sintética /sensor de objetivos en movimiento en tierra (SAR/GMTI). Las actualizaciones opcionales listadas por Aero incluyen un sistema de pantalla montado en el casco (HMD), un radar activo de exploración de escaneo electrónico (AESA), reabastecimiento de combustible en vuelo y comunicaciones por satélite.

El armamento incluyen bombas «tontas» de uso general, bombas guiadas por láser, cohetes no guiados, misiles aire-superficie y misiles de corto alcance aire-aire, ademas de un pod de cañones gemelos de 20 mm. La aeronave también está provista para llevar pods de reconocimiento y de puntería.

Las especificaciones de rendimiento enumeradas por la compañía incluyen una velocidad máxima de Mach 0.8, una velocidad máxima de ascenso de 10.400 pies/min, un techo de servicio de 43.000 pies y una carga g máxima de + 8/-4 g.

El F/A-259 Striker en Farnborough 2018

 

EL F/A-259 STRIKER PARA EL OA-X

En junio, Aero Vodochody y su nuevo socio Israel Aerospace Industries anunciaron que estaban cooperando para presentar en el programa OA-X de la USAF una variante avanzada del L-159, que dicen que podría estar lista para ser entregada a partir de 2020.

Las dos compañías han dicho que, si fueran elegidas para el requisito de aproximadamente 350 aviones, considerarían establecer una línea de producción y una cadena de suministro en los EE. UU. para el entrenador de aviones con motor Honeywell F124-GA-100.

Aunque la financiación de OA-X aún no se ha acordado, el presidente ejecutivo del armador checo, Giuseppe Giordo, espera que el Pentágono abra una competencia formal «pronto», y dice que el «probado en combate» L-159 sería «la opción de menor riesgo y la mas rentable».

La USAF ya ha invitado a Textron Aviation y Sierra Nevada/Embraer a participar en un ejercicio de evaluación este verano con su Beechcraft AT-6 y A-29 Super Tucano, respectivamente.

Sin embargo, Giordo dice que la USAF «no puede permitirse el riesgo de volar con turbohélices», y agregó: «Creemos que los pilotos estadounidenses necesitan tener los mejores activos en misiones de apoyo aéreo cercano. Este no es un avión de desarrollo. Se ha utilizado en un entorno real de guerra operativa y puede realizar muchos roles «.

Cockpit del F/A-259

 

EL L-159

Aero Vodochody reinició la producción de bajo volumen del L-159 en 2016 luego de cancelar el programa a mediados de la década de 2000, cuando el único cliente de la República Checa licencio y almaceno a la mayor parte de su flota de 72 aviones. Sin embargo, después de un exitoso esfuerzo de una década mediante el cual se logro vender los aviones excedentes a la fuerza aérea iraquí -que los ha utilizado en su campaña contra los llamados insurgentes del Estado Islámico- y al especialista en entrenamiento adversario estadounidense Draken International, Aero Vodochody ha construido dos aviones adicionales .

Giordo dice que podrían establecerse dos líneas de producción del L-159, una de las cuales construiría la última versión, el F/A-259, para el requisito transatlántico OA-X, junto con IAI y un posible socio estadounidense, y las instalaciones existentes cerca de Praga que se centrarían en las variantes existentes, el L-159 y el L-39NG.

La asociación con IAI también podría incluir al más pequeño  L-39NG: una versión renovada de su venerable entrenador Jet Albatros que Aero Vodochody espera volar en noviembre de este año y que esté operativo para el primer trimestre de 2020.

La «nueva generación» de L-39 ya incluye un motor Williams International FJ44-4M y un paquete de aviónica Genesys.

L-159 de Draken International

 

NUEVOS PEDIDOS PARA EL L-39NG

Aero Vodochody también firmó acuerdos con dos empresas cotratistas de servicios de entrenamiento aéreo  para su L-39NG durante Farnborough 2018.

SKYTECH firmó un acuerdo vinculante para la entrega de 10 aviones L-39NG, así como una opción para otros seis. El vicepresidente senior de SKYTECH, Mal Sandford, dijo que la compañía estaría trabajando para crear una gama de modelos de contratación para clientes potenciales, que incluye opciones de pago por hora y leasing.

«Hay insuficiencias en el entrenamiento, hay deficiencias en recursos humanos para las fuerzas aéreas, y también hay un déficit en los presupuestos. Entonces, proporcionaremos una manera muy innovadora de permitir que las fuerzas aéreas vuelen, no en términos de una escuela de capacitación, sino que den a los gobiernos acceso a estos aviones en una escala más económica «, dijo Sandford.

La Base para los L-39NG destinados a  SKYTECH todavía está bajo negociación.

RSW Aviation, empresa de formación con sede en los Estados Unidos, también firmó una carta de intención para la entrega de 12 aviones L-39NG, y también para la actualización de seis L-39 legacy a la variante L-39CW.

Aero L-39CW

RSW Aviation actualmente opera el L-39, así como los Shorts Tucano, Cessna 172, Bell 206 y Beechcraft King Air para capacitación de pilotos y entrenamiento de mantenimiento de aeronaves. La compañía tiene su sede en Arizona y tiene un centro de capacitación en Roswell, Nuevo México.

Según Giuseppe Giordo, CEO de Aero Vodochody, la compañía tiene una cartera de pedidos pendientes de 38 aviones, lo que extenderá la producción a 2022. Sin embargo, se espera que se confirme una nueva orden de 22 aviones para fines de 2018. En caso de que estas órdenes sean confirmadas , se espera que la acumulación de pedidos se incremente a 58 aviones.

La compañía espera que el primer vuelo del avión se lleve a cabo antes de fin de año, con la certificación de la serie prevista para 2019. Se espera que las entregas comiencen en 2020.

Aero L-39NG

FUENTES: Flight Global y Janes International

Deja un comentario