Desde finales de abril, los guardias fronterizos rusos han detenido a casi 100 barcos ucranianos en el mar de Azov, dijo a Radio Liberty el ministro ucraniano de Infraestructura, Volodymyr Omelyan.

“De hecho, hemos tenido casi 100 detenciones desde finales de abril de este año. Vemos que esta es una política deliberada de Rusia, que tiene como objetivo bloquear la actividad en el Mar de Azov. Efectivamente, destruir la economía de dos puertos marítimos: Berdiansk y Mariupol. Y, por supuesto, provocar una salida a través de algún tipo de escalada de la inestabilidad regional. La gente ha perdido trabajos, no tienen salario, no tienen negocios tradicionales, y esto recaerá  exclusivamente en manos del Kremlin”, comentó el ministro.

Omelyan dice que Ucrania tiene la intención de introducir las sanciones correspondientes, razón por la cual planteó este tema en la sesión del gobierno el 11 de julio pasado.

El Servicio de la Guardia de Fronteras de Ucrania informó anteriormente que “los rusos han comenzado una política estricta de detención e inspección de buques” que pasan por el estrecho de Kerch. Según el informe del departamento, desde el 30 de abril, los servicios de inteligencia rusos han estado deteniendo barcos diariamente para inspeccionarlos e identificar a la tripulación.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, dijo que la construcción ilegal del puente de Kerch y la anexión de Crimea por parte de Rusia son una prueba más del desprecio del Kremlin por el derecho internacional.

La UE y los Estados Unidos han criticado la apertura parcial del Puente de Kerch entre Rusia y la Crimea anexionada. Ucrania se retiró de un acuerdo que tenía con Rusia sobre la construcción del puente en 2014, luego de que Rusia prosiguiera con la anexión de Crimea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí