Estados Unidos ha dejado muy en claro que el Reino Unido debe aumentar su gasto militar sino quiere verse desplazado como aliado principal por Francia.

Hasta el momento, el Reino Unido ha sido el principal aliado militar de los Estados Unidos, sin embargo, el gobierno de Donald Trump no vacilo en declarar que de no aumentar las cifras del gasto en defensa, Francia podría comenzar a ocupar su lugar.  

La Casa Blanca manifestó dichas exigencias en una carta firmada por el secretario de Defensa, James Mattis, y a pesar de que el Reino Unido ha alcanzado el umbral del 2% de su PBI estipulado en Defensa, aun así, no ha escapado de la misiva de Trump quien desde el inicio de su gobierno ha usado la frase “chip in” en referencia a la necesidad de que los estados miembros compartan los gastos de forma más equitativa en materia militar. 

Desde Washington se reconoce que el Reino Unido es uno de los pocos países que cumple con su compromiso dentro de la Alianza Atlántica, aún así, considera que no es suficiente. Las exigencias vienen acompañadas de un razonamiento más que lógico. Y es que, el Reino Unido posee mayor exposición internacional con un gasto global que supera a la de los otros aliados, quienes “solo poseen intereses regionales”, como detalla la carta emitida por la Casa Blanca.   

Según un informe emitido por el comité de defensa parlamentario, Gran Bretaña debiera de aumentar sus gastos en defensa en 8 mil millones de libras (US $ 10,59 mil millones) para no sofocar las relaciones con su aliado estadounidense. En porcentajes, implicaría la transferencia del 2% actual estipulado a un 2.5% y hasta un 3% si pretende, no solo mantener la relación de privilegio con los Estados Unidos, sino también, mantener su papel principal dentro de la OTAN. El presupuesto en defensa establecido para este año es de 37 mil millones de libras.

Por su parte, Mattis aseguro que “está en el interés de ambas naciones que el Reino Unido siga siendo el socio preferente de Estados Unidos», y asegurando que Francia, sí se encuentra en pleno proceso de aumento de gasto militar,  «Como actores globales, Francia y Estados Unidos hemos concluido que ahora es el momento de incrementar de manera significativa nuestra inversión en defensa», alegó.

Próximamente tendrá lugar en Bruselas, la cumbre de la OTAN, el 11 y 12 de julio donde los líderes de 29 países discutirán sobre las problemáticas que enfrentan como alianza, entre ellos, se debatirá la cuestión en torno al gasto de defensa que proporcionan los demás miembros.

Se cree que Trump, hablará personalmente, sobre este tema en la cumbre donde se dirigirá a los aliados que menos invierten en defensa, para que cumplan su compromiso establecido para el 2024. Semejante medida, ha llevado a algunos a cuestionar si las decisiones del líder norteamericano no han provocado que Estados Unidos se aísle aún más de la escena política internacional. 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Trump lo que defiende es al complejo militar industrial de su país, cuando le pide a sus aliados que aumenten sus presupuestos en defensa implica que aceleren los contratos existentes en los cuales el complejo industrial de EEUU tiene participación e impulsen otros contratos nuevos, de paso aumenta la influencia de EEUU en Europa (aun mas).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.