Taiwan recibe dos fragatas de la Marina de Estados Unidos

0
Imagen cortesía de Defense News

La Marina de los Estados Unidos entregó a Taiwán dos de sus fragatas fuera de servicio. El avance militar de China en la región resalta la necesidad de Taiwan de poner en marcha un plan ambicioso para aumentar sus capacidades.

Según un informe publicado en el Taipei Times, las fragatas Clase Oliver Hazard Perry fueron trasnferidas a Taiwan el 9 de marzo, en una ceremonia en Charleston, Carolina del Sur.

Los dos buques fueron reactivados en Charleston por VSE Corporation. Tras el traspaso, están programados para entrar en servicio con la Armada de la República de China de Taiwan, o RoCN, a fines de mayo. Taiwan había solicitado inicialmente cuatro fragatas de la Clase Perry, que el gobierno de Obama aprobó a fines de 2014, pero la nación insular de Asia oriental eventualmente se conformó con solo dos por un costo estimado de $ 177 millones de dólares.

Según Michal Thim, un especialista en defensa de Taiwan de la Asociación para Asuntos Internacionales con sede en Praga, las fragatas reactivadas se destinarán a reemplazar algunas de las seis fragatas de Clase Knox.

Los otros buques principales de Taiwan son cuatro destructores de la Clase Kidd, que al igual que las fragatas, son también buques que la Armada de los EEUU retiró oportunamente. La RoCN también tiene seis buques franceses de la Clase La Fayatte, y otras ocho de la Clase Perry. Estos últimos, están equipados con misiles anti-buque Hsuing-Feng II, y eventualmente incluirán el HF-3 supersónico.

Aunque no son exactamente vanguardistas, las dos fragatas agregan la capacidad que tanto necesitan las fuerzas navales de Taiwan, que se encuentra cada vez más aislada. China, usa su poder económico y político para restringir la venta de armas avanzadas a Taiwan, a la cual considera una provincia renegada.

Sin embargo, Estados Unidos mantiene fuertes relaciones diplomáticas de facto con el gobierno de Taiwan, y la Ley de Relaciones de Taiwan, promulgada por el Congreso en 1979, compromete a los Estados Unidos a «poner a disposición de Taiwan artículos de defensa en la cantidad que sea necesaria para permitir a Taiwan mantener una capacidad de autodefensa suficiente». Aunque en realidad, las armas más avanzadas que EEUU posee  continúan fuera del alcance de Taiwan, puesto que el gobierno estadounidense no tiene intenciones de confrontar con China.

Dicha situación impulsó a Taiwan a construir su propia industria de defensa, que ha tenido grandes avances en materia de investigación, diseño y desarrollo de armas avanzadas.

Aunque el analista militar y de seguridad cibernética Yim-Fan Liao, de Thim y Taipei, escribió en el «China Brief»  el año pasado, que Taiwan «todavía necesitará la asistencia de los EE. UU. en cuanto a ventas o transferencia de tecnología de componentes clave».

Taiwan tenía anteriormente una lista ambiciosa de 12 nuevos programas de modernización de la fuerza y ​​la construcción naval que abarcan 23 años y cuestan casi $ 15 mil millones de dólares. Esta lista incluía nuevos buques anfibios y submarinos, así como la eventual re-capitalización de los medios de superficie del RoCN.

Sin embargo, Thim le dijo a Defense News que también se debe dar prioridad al desarrollo del sistema Hsun-Lien, similar al sistema Aegis de la Marina de EE. UU. que Taiwan ha intentado, sin éxito, adquirir junto con el sistema de lanzamiento vertical Mk 41. El sistema Hsun-Lien se combinará con un radar phased-array desarrollado localmente, para proporcionar la defensa aérea de la flota contra aeronaves y misiles anti-buque.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.