Beijing desplaza u oculta sus misiles del Mar Meridional de China

0
Imagen cortesía de Asia News

Beijing parece haber movido algunos sistemas de misiles de superficie desde una isla en el Mar del Sur de China. Sin embargo, según varios expertos, podría simplemente haberlos ocultado durante un corto período de tiempo, por temor a un aumento de las tensiones con los Estados Unidos.

Las imágenes satelitales y los nuevos análisis de la firma de inteligencia israelí ImageSat International (ISI), del 3 de junio, sugirieron que los sistemas de misiles tierra-aire chinos en Woody Island, en las islas Paracel, podrían haber sido retirados o re ubicados.

El evento se produjo después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijera que Estados Unidos “competiría rigurosamente” con China en la región del Indo-Pacífico.

Hace dos días, dos bombarderos B-52 estadounidenses volaron sobre un área de las islas Spratlys. Beijing reclama soberanía total sobre Spratlys y Paracels, así como una gran parte del Mar del Sur de China.

Además de ser rico en recursos naturales (peces y petróleo), el mar tiene algunas de las rutas de envío más importantes del mundo. Varias partes del mar también son reclamadas por otros países como Filipinas, Vietnam, Brunei, Malasia y Taiwán.

El Pentágono está considerando desplegar permanentemente buques de guerra en el Estrecho de Taiwán para patrullar el Mar del Sur de China, donde China ya ha colocado varios sistemas de defensa y construido pistas de aterrizaje y faros.

Ayer, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, defendió a su país. “¿No está, Estados Unidos “militarizando” el Mar Meridional de China al enviar bombarderos B-52?, dijo Hua.

China no tendrá miedo de ningún buque de guerra o avión, sino que solo llevará a cabo con mayor resolución las medidas necesarias para defender la soberanía nacional y la seguridad, y la intención de mantener la paz y la estabilidad en el Mar Meridional de China”, subrayó Hua.

Para los expertos chinos, el redespliegue de los sistemas de misiles, incluso si son temporales, muestra que Beijing está tratando de calmar la situación.

“Con las relaciones cada vez más tensas entre los dos países, es comprensible que hagamos un pequeño gesto de compromiso”, dijo Ni Lexiong, experta naval de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de Shanghai.

“Es mejor que demos tres pasos hacia adelante y dos hacia atrás, porque ambas partes siguen siendo moderadas y ninguna de las partes quiere ir a la guerra”, concluyó Lexiong.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí