El 11 de mayo de 1998, India hizo público lo que diversos analistas habían sabido durante muchos años, cuando llevó a cabo una serie de pruebas nucleares de varios diseños de armamento. Veinte años más tarde, el arsenal nuclear de la India continúa evolucionando con la aparición de nuevas armas y vectores. Estos desarrollos conforman la disuasión nuclear de la India – que ahora es una tríada emergente – de cara a sus potenciales rivales, como son Pakistán y China. Este artículo proporcionará un resumen del arsenal nuclear indio, su capacidad y perspectivas para el futuro.

Para empezar, debe decirse que la India ha desarrollado un robusto sistema de comando y control con una Autoridad de Mando Nuclear encabezada por el primer ministro, el cual mantiene control del arsenal mientras que su empleo operacional está bajo el mandato del Comando de Fuerzas Estratégicas. La autoridad de lanzamiento sin embargo siempre recaerá en el liderazgo político civil. India también adhiere a la doctrina nuclear de no-first-use, habiendo desarrollado su arsenal y estructura de mando con un concepto sobrevivible.

El tamaño del Arsenal

El Boletín de Científicos Atómicos en su informe de 2017 sobre India señala que el país continúa modernizando su arsenal nuclear, con al menos cuatro nuevos sistemas de armas actualmente en desarrollo para complementar o reemplazar aviones existentes con capacidad nuclear así como  vectores de superficie y navales. Se estima que la India, en su opinión, produjo suficiente plutonio para 150-200 ojivas nucleares, pero probablemente esa cantidad ronde las 120-130 ojivas nucleares. Reconociendo que se necesitaría plutonio adicional para producir ojivas nucleares para misiles actualmente en desarrollo, el informe indicó que India está construyendo dos nuevas instalaciones de producción de plutonio.

Sin embargo, según los términos de la Exención de NSG concedida a la India después del acuerdo nuclear civil entre la India y los EE. UU., solo hay dos categorías: civiles resguardados  y militares. Es un tema de debate si las instalaciones civiles no protegidas son militares o no, pero técnicamente, si no está bajo salvaguarda civil, es militar.

Esta incoherencia y absurdo ocasional es donde el cálculo de las existencias de sustancias fisibles de la India sufre un serio desvío. La APN paquistaní sugirió que la India tenía existencias de material fisionable para producir más de 2000 armas. Esta estimación se remonta a una evaluación de 2014 por Mansoor Ahmed, un analista nuclear pakistaní. Según los cálculos de Ahmed, se estimó que a fines de 2013 las reservas de material fisible de la India incluían entre 800 y 1.000 kilogramos de plutonio apto para armas, 2 toneladas métricas de uranio altamente enriquecido (UME) y 15 toneladas métricas de plutonio de grado reactor. Con estas cifras, estimó que la India podría producir 250 ojivas de plutonio apto para armas, 40 de UME (dispositivos de implosión tipo cañón, no armas termonucleares) y 1.875 de plutonio de grado de reactor, para un potencial total de 2.165 armas nucleares.

Es una pregunta legítima sobre por qué India querría usar plutonio del tipo reactor-grade para la producción de armas nucleares. El plutonio de grado Reactor con su contenido más alto del isótopo Pu-240 podría producir preiniciación en las armas así producidas. Sin embargo, Bharat Karnad afirma que las armas confiables con rendimientos de kilotón bajo pueden llegar hasta 20-40 kilotones con plutonio de grado de reactor, que comprende un contenido fisible del 66 por ciento, y que requieren una masa crítica ligeramente mayor que el plutonio apto para armas. Además, los problemas previos a la iniciación podrían tratarse mediante el “aumento” de deuterio-tritio de los dispositivos de fisión. Por lo tanto, significaría que descontar las existencias de plutonio de grado de reactor de la India no es necesariamente prudente al examinar el potencial de armas nucleares de la India.

Familia misiles Agni. Gráfico: NTI

Las cabezas de guerra de la India

El primer diseño de armas nucleares de la India tenía una masa de aproximadamente 1000 kg con un rendimiento de 12-15 kilotones. Sin embargo, posteriormente – tal vez por dicha arma – se redujo a una masa más manejable de entre 170 kg y 200 kg. Más tarde, parece que posteriormente se produjo un arma de fisión de 100 kilotones para la entrega aérea con una masa de 200 a 300 kg. Si esto es exacto, significó que la India había perfeccionado un arma de fisión de relativamente alto rendimiento con una masa relativamente baja para su clase. Uno esperaría que las ojivas de misiles de diseños y rendimientos similares fueran factibles.

Posteriormente, la India realizó una amplia investigación sobre las armas termonucleares y las armas de fisión impulsadas por fusión. Uno de los dispositivos probados en 1998 era un diseño para un arma termonuclear con un primario de fisión potenciado por fusión. Existe cierta disputa sobre si este dispositivo funcionó según lo previsto, pero parece haber consenso en que el primer paso funcionó.

La India, por lo tanto, ha desplegado ojivas de fisión impulsadas por fusión para sus misiles y se especula (ya que el gigante asiático no ha hecho ninguna información pública sobre sus ojivas nucleares) que estas son armas con rendimientos desde 150 kilotones a 500 kilotones. Si la India ha desplegado algún arma termonuclear es cuestionable, pero no hay duda de que el trabajo extenso ha continuado en esta esfera y dado el hecho de que India está investigando la tecnología de ojivas múltiples, que requiere la miniaturización exitosa de ojivas nucleares solo posible con armas de fusión, es probable que una vez que la India despliegue misiles con ojivas múltiples, sería una indicación de que el país tiene armas termonucleares confiables listas para su despliegue. Esto tiene un impacto directo en el tamaño posible del arsenal indio, ya que las armas de fusión requieren menos materiales fisionables para un rendimiento dado en comparación con las armas de fisión o las armas de fisión impulsadas por fusión.

Misil Agni V

Sistemas de entrega: una tríada emergente

La columna vertebral de la tríada nuclear india se basa en los misiles móviles terrestres de las cinco variantes de Agni, todos de los cuales están actualmente en servicio. Estos misiles tienen rangos de 700 km (Agni-I) a más de 5000 km (Agni-V, con algunas estimaciones que sitúan su alcance en más de 8000 km).

La capacidad de los misiles Agni es obviamente un secreto muy bien guardado. Se ha sugerido que los grupos de misiles 334 y 335 que operan los misiles Agni-1 y Agni-II poseen respectivamente 8-12 TEL cada uno. Si bien se ha afirmado que otro grupo se ha criado en el Agni-III, su designación es desconocida y tampoco está claro si los TEL van acompañados de vehículos que llevan misiles de recarga. Sería muy extraño si la producción total de misiles Agni se mantuviera en bajas cantidades por año.

Los números de misiles parecen ser un misterio. Las evaluaciones americanas sugieren que en los casos de los sistemas Agni-II y Agni-III, menos de diez lanzadores están operativos. Esto puede basarse en los primeros informes que sugieren que cada grupo de misiles debía tener solo ocho lanzadores. Puede que esto no sea preciso, ya que estos números no consideran las variantes móviles de los Agni-II y el Agni-III, ni los números consideran los misiles y los lanzadores que se almacenan.

Se ha sugerido que al menos dos trenes lanzadores de misiles Agni-II están operativos, tal vez con hasta doce lanzadores cada uno. El Dr. Bharat Karnad argumenta que desde el Agni-III en adelante, los sistemas no serían desplegados en rieles sino almacenados en complejos de túneles endurecidos de montaña. Esto tendría mucho sentido para reducir aún más la detección y también para mejorar la capacidad de supervivencia. Se podría esperar que los misiles listos para su uso asi como los almacenados hayan sido incluido en la cuenta. Dado el hecho de que al menos dos de tales complejos ya están funcionando, las condiciones de almacenamiento y el mantenimiento de los misiles almacenados deben examinarse de forma continua.

Se sugiere que una estimación conservadora del arsenal de misiles de India es la siguiente:

1) Agni-1 (alcance de 700-900 km): 1 grupo con 12 lanzadores y 24 misiles

2) Agni-2 (alcance +2500 km): 1 grupo con 12 lanzadores y 24 misiles

3) Agni-3 (alcance +3500 km): 1 grupo con 12 lanzadores y 24 misiles

4) Agni-4 (alcance de 4000km): reemplazando Agni-2 con 12 lanzadores y 24 misiles disponibles, pero la producción llega a 48 lanzadores con 2 misiles por lanzador

5) Agni-5 (alcance +5000 km): 4 lanzadores con 8 misiles: pedidos de 48 TEL colocados con 2 misiles por lanzador.

La fuerza aérea india utiliza el Mirage 2000 y el Sukhoi Su-30MKI en el ataque nuclear, pero debido a la mayor vulnerabilidad de los aviones como vector de armas nucleares de caída libre, India está desarrollando el misil crucero Nirbhay, con un alcance de más de 1000 km. Este misil todavía está en sus etapas de desarrollo y aún no se ha probado una versión lanzada desde aire.

Lanzamiento del misil Nirbhay II

Más importante aún es el progreso que la India ha logrado en el desarrollo de un dispositivo de disuasión basado en submarinos. En 2009 se botó el INS Arihant, el primer buque de una clase de al menos tres submarinos de misiles balísticos (SSBN). El buque, que todavía está siendo evaluado y llevado a cabo pruebas en el mar (aunque se recibieron informes de su puesta en marcha en agosto de 2016) es un ambicioso intento de darle a la India una tríada nuclear operativa y con capacidad de supervivencia. Muchos teóricos y estrategas nucleares indios han sostenido que una fuerza de SSBN es esencial para que la India tenga un elemento disuasivo nuclear que se pueda sobrevivir, y el desarrollo del INS Arihant ha sido bienvenido como un gran paso adelante.

SLBM K-15

India está desarrollando dos SLBM: el K-15 con un alcance de 750km y los K-4 de 3500km, que se desplegarán a bordo de la clase Arihant de submarinos de misiles balísticos. El K-15 se sometió al menos a doce pruebas de desarrollo desde un pontón sumergido destinado a simular un submarino. Sin embargo, el 25 de noviembre de 2015, supuestamente se disparó un K-15 desarmado del INS Arihant. El K-4 se probó por primera vez el 24 de marzo de 2014 desde un pontón sumergido. El 7 de marzo de 2016 se realizaron otras series de pruebas y posteriormente, se informó que el propio INS Arihant lo probó el 31 de marzo de 2016. Sería sorprendente que un desarrollo tan importante no se destacara de alguna manera, pero en cualquier caso, el desarrollo del K-4 está claramente en progreso. Cuatro de esos misiles son para armar la clase Arihant. Tres submarinos más, uno de los cuales es el INS Arighat, se encuentran en diversas etapas de construcción.

SSBN INS Arihant

Conclusión – Mirando hacia el futuro

India está emergiendo lenta pero inexorablemente como una importante potencia nuclear, con su arsenal y estructura de mando mejorando para garantizar la viabilidad de la fuerza contra la creciente proeza nuclear de Pakistán y China. No se ha embarcado en una carrera armamentista nuclear con ninguno de sus rivales ni ha sido irresponsable en su enfoque doctrinal del uso de armas nucleares.

India ha puesto considerable énfasis en su arsenal nuclear y ha seguido un camino de un enfoque evolutivo para sus diseños de desarrollo de misiles y ojivas. Desde 1998, India no ha realizado ninguna prueba nuclear aunque no ha renunciado a tal opción. Mientras que el arsenal de la India se ampliará en tamaño, su verdadera modernización tendrá lugar cuando se pruebe y finalmente despliegue su próxima versión de la serie Agni, que se supone tendrá múltiples cabezas nucleares, y los sucesores de la familia K-4 SLBM, que tendrán rangos en exceso de 6000 km dotados con  múltiples cabezas nucleares.

A medida que se desarrolla su arsenal, queda por ver si la India revisará su doctrina y desarrolla una nueva doctrina de guerra nuclear. Si bien ha adoptado medidas de defensa con respecto a este último, hasta la fecha no ha mostrado inclinación por hacerlo, pero el futuro siempre es incierto y el entorno de seguridad es fluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí