Saab inaugura su Fábrica de Aeroestructuras Gripen en Brasil

Saab inauguró la locación de 5.000 m2 para su futura fábrica de aeroestructuras para el Gripen: Saab Aeronáutica Montagens (SAM), en la ciudad São Bernardo do Campo en el estado de Sao Paulo, en Brasil. Este es otro gran hito en el Programa Gripen Brasil.

7
Zona Militar - Desde la Sociedad por la Defensa

Saab Aeronáutica Montagens (SAM) producirá aeroestructuras para el Gripen
brasilero, y se proyecta como parte integral de la cadena de suministros de Saab a
nivel global.

“Estamos transfiriendo conocimiento y capacidad productiva de aeroestructuras complejas a Brasil, en cumplimiento con nuestro acuerdo de offset. Proyectamos que esta planta será parte de la cadena de suministros de Saab para los mercados de aviación civil y militar,” explicó Mikael Franzén, director de la unidad de negocio
Gripen Brasil, en Saab Aeronautics. SAM tendrá la responsabilidad de producir seis componentes estructurales complejos del Gripen adquirido por la Fuerza Aérea de
Brasil (FAB), tales como el cono de cola, los frenos aerodinámicos, la caja de ala, el fuselaje delantero para las versiones monoplaza y biplaza, y el fuselaje trasero para la versión monoplaza de la aeronave.

“Este es el comienzo de la instalación de la fábrica. Estamos instalando la oficina, y contratando personal y proveedores. Para el 2020 la estructura de la planta estará completamente lista para comenzar a fabricar los componentes del Gripen,” afirmó Marcelo Lima, director general de SAM.

Cuando inicie operaciones en 2020, SAM tendrá 55 empleados, pero para 2024, este número habrá incrementado hasta 200, entre ellos ingenieros y técnicos, que hasta entonces habrán cursado un periodo de entrenamiento de hasta 24 meses en Linköping, Suecia.

“SAM requerirá de nuevos profesionales altamente calificados para trabajar en estructuras de fuselaje complejas, tanto metálicas como de materiales compuestos, liderando nuestro programa de transferencia de tecnología. Al finalizar este proyecto, habremos sumado más de 84.000 horas de entrenamiento entre los empleados de SAM únicamente,” afirmó Marcelo Lima.

Cooperación cercana con Akaer

Saab AB será el accionista mayoritario de SAM con 90 por ciento de la participación, y la compañía brasilera de ingeniería Akaer será el accionista minoritario con el 10 por ciento restante. Al mismo tiempo, Saab incrementa su porcentaje en Akaer al 28 por ciento mediante un acuerdo de intercambio de acciones.

“La alianza con Akaer inició inclusive antes de que Saab fuera elegida por la FAB. Esta cooperación tiene sus raíces en el desarrollo de partes estructurales y en la ingeniería, y actualmente está activo en el área de manufactura. Desde 2009, Akaer ha trabajado en más de medio millón de horas en el Programa Gripen,” afirmó Mikael Franzén.

“La participación accionaria de Akaer en SAM fortalece nuestra alianza con Saab y está en conformidad con la estrategia de expansión, diversificación e internacionalización de nuestro negocio,” dijo Cesar Augusto Teixeira Andrade e Silva, presidente y CEO de Akaer.

En estos 32 meses del Programa Gripen Brasil, Saab, junto con sus aliados industriales y la FAB, ha contribuido al desarrollo de la industria de defensa en Brasil, y a la creación de empleos calificados, incluyendo la región de São Bernardo do Campo, que también se beneficiará del aumento en ingresos.

7 COMENTARIOS

  1. Creo que debemos distinguir “peronismo” de Perón. De hecho, en el último gobierno del General se llevo a cabo un importante plan de adquisiciones en materia militar, siendo que algunos de los sistemas adquiridos aún hoy los seguimos usando. Ojalá en el día de hoy tuviésemos un hombre como Perón como presidente y otro como él en el Ministerio de Defensa. Estaríamos bastante equilibrados en términos de fuerzas con nuestros vecinos. Saludos.

  2. Brasil hace acuerdos con Gripen y Boeing,logrando un gran desarrollo tecnológico.Nosotros quedamos atrás en todo cuando nuestro país fue pionero en materia aeronautica en latinoamérica. Pero claro,hay que hacer ajustes,gastamos más de lo que ganamos,la defensa no importa,total los países vecinos son nuestros hermanos y seguro que a ninguno se le ocurriría tomar territorio argentino,¿verdad?.

  3. Cuanta “cosa” mezclada no? El problema que todos queremos dilucidar es por qué Brasil creemos que está haciendo muy bien las cosas, al menos desde el punto de vista aeronáutico y de defensa nacional, y nosotros no podemos ni siquiera defendernos (ah! Claro que ya no tenemos Hip.de Conf., menos mal). Entonces tratamos de echarle la culpa a la historia: a Perón y el perpnismo, a los militares, a la democracia que no sabemos cómo hacerla beneficiosa, etc. Yo nací en una familia antiperonista, mi abuelo odiaba a Perón y a Evita. Pero tampoco quería a los militares; tenía simpatía por los radicales, pero decía que con sus políticas no se podía gobernar este país… En fin, me dediqué a estudiar historia y allí me di con que quizá el último gran patriota fue Perón… Lástima que A LO PERÓN… Se ganó la enemistad de todos: de los mismos militares, de la Iglesia, del resto de los partidos políticos, de una parte importante del Departamento de Estado (Foreign Office) de los EE.UU y hasta de los gremios que nacieron bajo su ala… En fin. Pero patriota sí que lo fue. Quería hacer de nuestro país no lo que hoy es, sino por hacer alguna comparación en lo que se ha convertido Australia, o Canadá. Pero eso son hipótesis, nuestra realidad es la que tenemos y Perón no importa si es odiado, amado o comprendido. También es historia… Lo importante es MAÑANA, y qué cosas podemos hacer HOY.

  4. Hace tiempo que Brasil decidió abandonar la producción primaria (bananas, café, etc) y el turismo como principal fuente de recursos y transformarse en una nación industrializada. (La producción de café permitió a Enrique Santos Dumond convertirse en aviador, ingeniero e inventor y ser considerado por muchos el verdadero “padre de la aviación”, pero esa es otra historia…). Brasil ha sufrido innumerables dificultades políticas, no solo ideológicas, sino que ha hecho de la corrupción un quiste del poder y de las grandes empresas en tal magnitud, que podemos afirmar sin titubeos que su nación no puede alcanzar mayores alturas en el concierto de las naciones por exclusiva culpa suya, además de las crisis financieras cíclicas del sistema capitalista globalizado. Lo importante para rescatar del país vecino, es que ningún gobierno, sea del signo político o ideológico que se trate, ha intentado variar el modelo desde que la industrialización se trazó como objetivo a largo plazo hace décadas. Es en ese marco que debe encuadrarse a Embraer y al resto de las empresas aeronáuticas y afines brasileñas. Embraer no sólo fue creada para satisfacer a su FA de aeronaves militares, sino que ha incursionado desde el inicio en la aviación ligera y de aporte, realizando estudios serios de mercado que le permitieron colocar sus productos en el mundo entero, pues sus productos (los aviones) no fueron pensados solamente para su FA, sino para satisfacer otras necesidades. Su empresa estrella pudo haber dependido en sus inicios de recursos del ministerio de defensa, pero rápidamente se hizo autosuficiente y empezó a generar recursos genuinos que se pudieron reinvertir y generar sinergia económico-industrial. De esta manera encontramos a Embraer, en el transcurso de 50 años, convertida en una de las mayores empresas aeronáuticas del mundo. Tiene sus dificultades, un poco por los elementosque hemos considerado, pero nadie duda que se recuperará y seguirá creciendo, para Brasil y el mundo. Nosotros lo que podemos (y debemos) hacer es en el campi aeronáutico utilizar los recursos que tenemos. Y lo único que tenemos es FAdeA. Debemos convertir a esta empresa en una fuente de recursos, no una carga para el presupuesto ni del ministerio de defensa ni de la FAA. Debe racionalizar sus recursos (instalaciones y personal) para realizar teabajos y proyectos que le den rentabilidad. No debemos hacer depender este recurso de las necesidades de la FAA, ni siquiera del Pampa. Al Pampa hay que venderlo, hay que considerar a la FAA un cliente más, y acostumbrar a la empresa que a los clientes hay que satisfacerlos, no solo con productos de calidad, sino también con entrega a tiempo, apoyo logístico y financiamiento. Hay que buscarle socios que necesiten el avión y lo puedan cofabricar (incluso bajo el sistema Ckd) y financiar futuros desarrollos. Pero solo debe ser uno de los productos. Debemos acordar con emprwsas extranjeras (incluso Embraer) la fabricación de aeropartes. Continuar el proyecto KC-390. Buscar asociarse con empresas extranjeras para realizar futuros proyectos para mercados concretos, no solo en la aviación militar. Generar un departamento que se dedique a la investigación y producción de mayeriales no convencionales. Finalmentw, tal como ha hecho Brasil, asociarse a alguna empresa o grupo para producir localmente y ser socio estratégico de un “caza ligero”, tal como el T/FA-50 o el FC-1, o el Tejas, por nombrar alguno. Hay que buscar socios, solos no vamos ningún lado. Buscar mercados y satisfacerlos. Satisfacer los clientes y ofrwcerles productos y apoyo total, logístico y de mantenimiento y enteetenimiento. Eso demanda el mundo. En el mundo hay que instalar a FAdeA. Debemos quitarle la conducción a los políticos y a los militares. Hay que profesionalizar sus cuadros, no solo productivos, sino también de negocios y conducción.

  5. En cuanto a la nota en concreto, es el clsro ejemplo de lo que un país que piensa en grande y lo hace a futuro debe hacer. Brasil no eligió un avión de combate para reemolazar sistemas obsoletos. Lo que ha hecho es una ecuación sumamente inteligente. Ha invertido dinero no sólo en aviones y armamentos, sino que ha conseguido para su país una inversión de cientos de millones de dólares para producir los aviones, sino que también el negocio contempla la transferencia de toda la tecnología necesaria para producirlos (instalaciones), y el entrenamiento del personal (ingenieros, técnicos, mecánicos). Es similar a lo que pretende India (otro país para imitar en muchas cosas) cuando compra sistemas, pretende transferencia tecnológica bajo el lema “hecho en India”. Es quizá por esto, más que por sus defectos, que se ha retirado del proyecto Su-57. Para imitar. Me alegro por Brasil. Ha emprendido el camino de los grandes. Imagino la envidia de Macri, al ver que en nuestro país vecino empresas de todo el mundo invierten en proyectos de alto nivel tecnológico valuados en más de mil millones de dólares, que van a producir no sólo una perfecta defensión de su territorio (cosa que nosotros no podemos hacer), sino que va a producir un beneficio enorme tanto tecnológico como financiero. Mientras tanto Macri no puede pagar ni siquiera unos cuantos aviones de entrenamiento que con un poco de sentido común deberían haber sido brasileños (A-29) y haberse ensamblado en FAdeA. Pero… Así son las cosas por aquí. Después tratamos de encontrar culpables en la historia. Hagámosla!

  6. En cuanto a la nota en concreto, es el claro ejemplo de lo que un país que piensa en grande y lo hace a futuro, debe hacer. Brasil no eligió un avión de combate para reemplazar sistemas obsoletos. Lo que ha hecho es una ecuación sumamente inteligente. Ha invertido dinero no sólo en aviones y armamentos, sino que ha conseguido para su país una inversión de cientos de millones de dólares para producir los aviones; además el negocio también contempla la transferencia de toda la tecnología necesaria para producirlos (instalaciones), y el entrenamiento del personal (ingenieros, técnicos, mecánicos). Es similar a lo que pretende India (otro país para imitar en muchas cosas) cuando compra sistemas, pues también requiere transferencia tecnológica bajo el lema “hecho en India”. Es quizá por esto, más que por sus defectos, que se ha retirado del proyecto Su-57. Rusia es reticente a transferir tecnología de punta referida a radares AESA y motores avanzados por considerarlos estratégicos y sensibles para la seguridad nacional (en la misma línea EE.UU no vende a nadie el F-22). Para imitar la actitud de India. Me alegro por Brasil. Ha emprendido el camino de los grandes. Imagino la envidia de Macri, al ver que en nuesteo país vecino empresas de todo el mundo invierten en proyectos de alto nivel tecnológico valuados en más de mil millones de dólares, que van a producir no sólo una perfecta defensión de su territorio (cosa que nosotros no podemos hacer), sino que asimismo va a producir un beneficio enorme tanto tecnológico como financiero. Mientras tanto Macri no puede pagar ni siquiera unos cuantos aviones de entrenamiento, que con un poco de sentido común y sensibilidad política, deberían haber sido brasileños (A-29) y haberse ensamblado en FAdeA. Pero… Así son las cosas por aquí. Después tratamos de encontrar culpables en la historia. Hagámosla en lugar de cuestionarla!

  7. lamentablemente al tren de la historia lo perdimos..y no hace unos minutos.. hace decadas..la situacion de desmantelar las ffaa y la industria de defensa comenzo con la revolucion “libertadora”para borrar de la historia al tirano..alfonsin porque eran un peligro para la democracia..menem..nada…los k ya sabemos por que..y macri no sabe que hacer..en su ignorancia pretendemos que reflote el titanic…
    sin una politica de defensa a 30 años ..empezando por pequeños pasos ..ejemplo desarrollando tecnologias de uav..radares ..software..satelites, etc,,como hizo israel y apoyandonos en lo que funciona ( INVAP..) volveremos a recuperar el terreno perdido..lamentablemente dejemos a FMA , Horten, Tank y demas historia maravillosa y gloriosa en el recuerdo y empecemos de nuevo con lo poco que queda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí