Soldados estadounidenses y socios africanos concluyen el ejercicio Flintlock 2018

0
Imagen cortesía de Stars and Stripes

Las tropas de operaciones especiales de EE.UU. finalizaron su mayor misión de entrenamiento en el oeste de África este viernes. La misión de entrenamiento tiene como primordial objetivo la capacitación de soldados locales para la lucha de grupos terroristas.

“Flintlock representa un nuevo nivel de cooperación en una región con problemas”, dijo el comandante en jefe del Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos, general de brigada Marcus Hicks, en una ceremonia en Niamey, capital de Níger. “Hacemos esto como hermanos de armas”.

Hicks dijo que este año, el ejercicio Flintlock  2018 fue el más exitoso de todos, desde que comenzarán los ejercicios conjuntos en 2005. Hicks dijo también que ve una creciente amenaza de grupos extremistas en la región, que están presionando en países como Níger y Burkina Faso.

En marzo, Al-Qaida se atribuyó la responsabilidad de un ataque contra un cuartel general del ejército y la embajada de Francia en Burkina Faso. El ataque representa un alejamiento de objetivos civiles más suaves y sirve como una indicación de que los militantes están ganando en capacidades, dijeron funcionarios militares de Estados Unidos.

Flintlock 2018 fue diseñado para ayudar a los ejércitos locales a enfrentar la creciente amenaza, dijo Hicks. El entrenamiento pivotó desde ejercicios tácticos centrados en años pasados hasta la coordinación entre unidades pequeñas y oficinas centrales más altas.

En África Occidental, un grupo de cinco fuerzas armadas regionales conocido como la Fuerza del Sahel G-5 se formó el año pasado con la esperanza de traer más unidad de esfuerzo a la batalla contra el Estado Islámico y los afiliados a Al Qaeda. El grupo G-5 apunta a tener alrededor de 5.000 soldados.

Para los EE. UU., Flintlock 2018 sirvió como una oportunidad para trabajar junto a los ejércitos que formarán parte de ese esfuerzo.

En total, unas 1.900 tropas participaron en el ejercicio que incluyó a soldados del 3er Grupo de Fuerzas Especiales de Fort Bragg, con sede en Carolina del Norte.

Los ejercicios de Flintlock se producen seis meses después de una emboscada en Níger que resultó en la muerte de cuatro soldados estadounidenses. El ataque aumentó la atención a los riesgos que enfrentan las tropas de los EE. UU. en zonas remotas de África.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí