Un oficial ruso resultó herido mientras acompañaba a un grupo de agentes de seguridad de la ONU a la ciudad siria de Duma, informó Kommersant, citando fuentes en Damasco.

Por consecuencia, el trabajo de los inspectores de la OPCW para investigar el ataque químico se ha retrasado una vez más. Por otro lado, el artículo también señala que el Ministerio de Defensa ruso no ha brindado ningún comentario sobre lo sucedido.

El 16 de abril, los EE. UU. acusaron a Rusia de no dar acceso a expertos internacionales al sitio del posible ataque químico. Gran Bretaña solicitó a la secretaría de la ONU que informe al Consejo de Seguridad en 24 horas sobre la ubicación y el trabajo de la misión de la OPCW enviada a Duma.

En la noche que precedió al 14 de abril, EE. UU., Gran Bretaña y Francia realizaron un ataque conjunto contra las instalaciones sirias donde supuestamente se habían producido y almacenado las armas químicas. El ataque, por parte de los países aliados, tuvo cómo propósito la represalia contra el líder sirio, además de la destrucción de instalaciones estratégicas para evitar nuevos ataques en el futuro.

El ataque químico fue realizado el 6 de abril en la ciudad de Duma, el último asentamiento en Ghouta Oriental no controlado por las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad. Los países occidentales han responsabilizado a los militares sirios de lo que sucedió. La OPCW aún no ha confirmado el uso de armas químicas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí