Rusia pierde posiciones en el mercado militar de la India

2

Por Dylan Malyasov – 5 De Marzo De 2018

No es ningún secreto que en los últimos años Rusia ha estado perdiendo su posición en el mercado de defensa de la India. 

Esto se explica por la intención del Gobierno de la India de diversificar sus proveedores de armas, en particular, los Estados Unidos, Ucrania, Corea del Sur y otros. Además, la tecnología de defensa militar rusa se está quedando atrás y una vez en servicio esta aquejada de problemas.

En este sentido, Rusia comenzó una campaña de información activa para desacreditar a los otros socios de la India en la cooperación técnica militar. Entre estos socios militares y técnicos, el complejo de la industria de defensa ucraniana ocupa un lugar especial. Sumándose a la histeria informativa en torno a la cooperación técnico-militar entre Ucrania y la India, se encuentra el intento de Rusia de influir en las relaciones estratégicas entre los dos países. El intento de sacar a Ucrania del mercado de armamentos indio es la última oportunidad del Kremlin de permanecer allí.

En ese momento, se puede decir con toda confianza que la calidad del equipamiento militar ruso es inferior al de los estadounidenses. Rusia perdio contratos clave contra los estadounidenses en la India. Los indios dieron preferencia al helicóptero de combate estadounidenses AH-64E “Apache” por sobre el ruso Mi-28. Los rusos también perdieron la competencia por la entrega de helicópteros de transporte pesado: el Mi-26 fue derrotado por el estadounidense CH-47F “Chinook”. El Boeing P-8 Poseidon norteamericano reemplazó al Tu-142 ruso; el avión de transporte IL-476 fue relegado a favor del estadounidense C-17 “Globemaster”.

Boeing C-17 Globemaster de la Fuerza Aérea India

El proyecto de aeronave de combate de quinta generación indio-ruso está en riesgo de fracasar. Ya han transcurrido ocho años, y el contrato final de diseño de la aeronave aún no ha sido firmado. Los indios no están satisfechos con los motores, y tienen dudas acerca de las prestaciones del radar y las capacidades furtivas del caza. El lado indio se inclina por cerrar este proyecto, y comprar el caza estadounidense F-35 en lugar del ruso. Si India deja el proyecto, Rusia tendrá que reducir la producción de aviones Su-57 de quinta generación debido a la falta de fondos.

El Kremlin no puede satisfacer las demandas de los lideres indios en la industria de la defensa. El colapso de acuerdos, la falta de componentes, la transferencia de la tecnología militar crítica de la India dentro del programa de producción nacional “Make in India” conduce a una disminución en la participación de armas rusas en el mercado indio.

Además, Rusia es un socio poco confiable para la India. En diciembre de 2015, el Contralor y Auditor General (CAG) de la India representó una opinión experta sobre el funcionamiento de los aviones rusos Su-30MKI. Según el informe del auditor, 126 de 210 aviones de combate operados por pilotos indios estaban en tierra como resultado de sus malfunciones. Según el Ministerio de Defensa indio, se perdieron seis aviones desde el comienzo de las operaciones.

En agosto de 2016 se supo que Rusia vendía aviones de combate defectuosos a la India: los cazas embarcados MiG-29K y MiG-29KUB, cuyas entregas comenzaron en 2014. Según la auditoria interna india, el 62% de los motores rusos no son reparables.

Un MiG-29K de la Armada India

Estos casos indican que el programa de sustitución de importaciones ruso ha fallado. Rusia usa componentes de los países de la OTAN y de la UE para construir casi todos los tipos de equipamiento militar. Con la introducción de sanciones, los especialistas rusos no pueden resolver sus propios problemas porque no tienen los componentes necesarios.

Además, Rusia espera presionar a Ucrania en la India para compensar sus propias pérdidas. Después de todo, India sigue siendo el socio comercial más grande de Ucrania en el campo de la cooperación técnica militar. En el período de 2015 a 2017, Ucrania cumplió contratos por un total de alrededor de US$ 400 millones. Incluyendo reparación de aeronaves An-32 para la Fuerza Aérea de la India y plantas motrices de turbina de gas para buques de guerra.

Solo UkrOboronProm SE “Zorya-Mashproekt”, en los últimos tres años, suministró productos por un total de más de US$ 200 millones, proporcionando turbina de gas a los buques indios.

Vale la pena señalar que en el marco de los acuerdos firmados con las empresas de la India, Ucrania está luchando para ganar las licitaciones dentro del programa “Make in India” para recibir órdenes del gobierno indio en el campo de la fabricación y reparación de aeronaves, la modernización de vehículos blindados , mantenimiento de ingeniería marina y producción y suministro de UAV.

La empresa ucraniana “SpetsTechnoExport” ha cumplido con éxito el contrato con la corporación “HAL” desde 2013 para el suministro de soportes subalares y ventrales. En diciembre de 2017, recibieron una solicitud para la celebración de un contrato para el suministro de soportes subalares y ventrales de parte de la Empresa Estatal “Vizar”, y en febrero de 2018, a solicitud del Ministerio de Defensa de la India, de los productos mencionados por un total de más de US$ 3 millones.

Una paraja de Su-30MKI de la IAF

Es de destacar que fue en el marco de este contrato que se lanzó una campaña de información contra Ucrania. Los medios de comunicación publicaron repetidamente información no verificada y no confirmada sobre el supuesto incumplimiento de la empresa para cumplir el contrato. La campaña anti-ucraniana alcanzó su pico durante la fase activa de las negociaciones con contratistas extranjeros sobre la conclusión de un nuevo contrato para el suministro de titulares de vigas ucranianos.

Esto puede verse como una manifestación de la competencia deshonesta y desleal del tercero: la Federación de Rusia.

Rusia ha estado perdiendo su posición en el mercado de defensa de la India y ahora está haciendo todo lo posible para revertir la tendencia.

2 COMENTARIOS

  1. Entre otras cosas tiene una explicación risueña, mientras no se abocó a mejorar los procesos industriales de su oferta militar sólo se dedico a armar medios, como Sputnik, para tirarle tierra a la industria europea y norteamericana, demasiado dinero invertido en prensa controversial tendenciosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí