La élite de la 72.ª Brigada de las Fuerzas Armadas eslovenas no ha superado la prueba de preparación de combate de la OTAN, cuestionando la capacidad de Eslovenia para cumplir sus obligaciones con la Alianza.

Se supone que Eslovenia asegurará la preparación para el combate de los 800 soldados de la 72.ª Brigada de sus Fuerzas Armadas para el 1 de abril. Sin embargo, la semana pasada, los soldados de esta agrupación fallaron una prueba de preparación para el combate y algunos soldados sufrieron congelación debido a mala calidad del equipo.

La OTAN evalúa la determinación y disposición del grupo táctico utilizando un método denominado CREVAL. El mismo representa la fase final que confirma si el batallón esta preparado o no. La prueba final consta de la evaluación de cinco áreas, y acorde a los evaluadores de la OTAN, la 72.ª Brigada de Eslovenia desaprobó cuatro de las cinco áreas. La misma determino que la Brigada “no estaba lista para el combate”.

El ejército esloveno demostró un resultado fallido, a pesar de que pasaron 18 meses realizando ejercicios en Alemania, la República Checa, Hungría, Rumania, Bulgaria y Georgia.

Además, seis soldados necesitaron atención médica debido a la congelación. El Ministerio de Defensa esloveno había suministrado nuevas botas para los militares que eran completamente inadecuadas para las operaciones de invierno.

La ministra de Defensa eslovena, Andreja Katic, se indignó por esta información, que descubrió en los medios de comunicación. Ella culpó a la falta de preparación de los soldados sobre el Jefe de Estado Mayor Andrej Osterman. Katic y Osterman han tenido relaciones extremadamente pobres durante un período prolongado de tiempo.

Como consecuencia, Alemania planea triplicar el número de soldados que participan en los ejercicios de la OTAN para contener a Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí