Imagen cortesía de El Fueguino

El rompehielos Almirante Irízar y el buque Estrecho San Carlos implementaron por primera vez la técnica convoy, que consiste en que el buque polar le abra camino en el hielo a la otra embarcación, durante una navegación en la Antártida, donde se lleva adelante la Campaña de Verano organizada por el Ministerio de Defensa para reabastecer a las bases argentinas en ese continente.

La práctica se llevó a cabo durante la navegación por las aguas del Mar de Weddell, que bañan la Isla Marambio, donde el Almirante Irízar se encontró a la altura de Bahía Pingüino con el aviso Estrecho de San Carlos, ambos asignados a la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2017-2018.

El buque polar fue abriendo paso al aviso mientras ambos navegaban en campos de hielo de gran concentración con el fin de concretar el pasaje en bote de la dotación del refugio Groussac, integrado por ocho miembros de la Armada.

Esta fue la primera vez que un aviso de la clase del Estrecho de San Carlos operó en Marambio, realizando maniobras de carga con el helicóptero MI17I de la Fuerza Aérea Argentina y trasladándola con los dos vehículos anfibios a rueda (VAR) del Batallón de Vehículos Anfibios tambores a una playa.

También fue la primera vez en la que riompehielos y el aviso hicieron una experiencia de convoyado en el hielo o una navegación en convoy (en hilera).

¡Apoyanos!

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.