El caza furtivo chino J-20 pudo haber hecho un sobrevuelo de Corea del Sur

1

Una declaración vagamente redactada de la PLAAF ha hecho preguntarse si se desplegó un caza J-20 para reunir información sobre un juego de guerra entre Estados Unidos y Corea del Sur.

¿Acaso el caza chino J-20 de quinta generación acaba de realizar un reconocimiento ultrasecreto del juego de guerra en curso Vigilant Ace entre los Estados Unidos y Corea del Sur, sin ser detectado por ninguna de las fuerzas armadas?

De acuerdo con el portal de noticias chino Sina, sí. ¿Evidencia?

La Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular (PLAAF) dijo en su cuenta de Weibo el lunes que un avión de reconocimiento, durante un ejercicio de entrenamiento programado, despegó de una base aérea en el norte de China y voló rutas que no habían tomado antes, “a lugares en los que nunca habían estado antes.”

Algunos observadores militares en China creen que estos aviones atravesaron el espacio aéreo surcoreano sobre el Mar Oriental de China y el Mar Amarillo. Sin embargo, lo interesante es el hecho de que Seúl ha permanecido en silencio hasta el momento.

El juego de guerra Vigilant Ace, entre Estados Unidos y Corea del Sur, involucra unos 230 aviones de combate de los dos paises. Foto: Arirang TV

Algunos especulan que el radar coreano debe haber fallado en rastrear los aviones de reconocimiento chinos encargados de recopilar información de inteligencia sobre el ejercicio conjunto, para lo cual el Pentágono ha enviado a sus aviones de combate mas avanzados, incluidos los F-22 y F-35, a la Península Coreana.

“Si ese es el caso, entonces el único avión chino que es tan sigiloso que podría ir y venir sin ser detectado por completo debe ser el J-20”, dijo un comentarista.

“Uno o dos J-20 pueden haber volado con el grupo, que primero se dirigió al Mar Oriental de China en una patrulla de libertad de navegación, pero el caza luego giró hacia el noreste y atravesó el espacio aéreo de Seúl, aprovechando su furtividad sin activar ninguna alarma en los radares de Seúl “.

Otras fuentes sugieren que la PLAAF ha comenzado a desplegar un pequeño lote de J-20, que acaba de entrar en servicio este año, en su base aérea clave en Cangzhou, en la provincia norteña de Hebei.

Cangzhou limita con el Mar de Bohai a través de la Bahía de Corea, así como la costa oeste de la Península Coreana, pero es lo suficientemente segura ya que está custodiado por las penínsulas de China de Shandong y Liaodong.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí