Las declaraciones realizadas por el Ministro de Defensa Oscar Aguad el lunes pasado, respecto a la incorporación de los Super Étendard Modernise franceses, se suma a otras novedades relacionadas con los proyectos en curso para revigorizar al Comando de Aviación Naval de la Armada Argentina, tal como el interés de sumar P-3C Orión provenientes de la US Navy así como los trabajos de renovación y recuperación que se vienen realizando en los T-34C Turbo Mentor y en los helicópteros Sea King respectivamente.

Durante la recepción de los T-6C Texan II de la Fuerza Aérea Argentina efectuada en Córdoba, el Ministro Aguad se refirió a las negociaciones en curso para la adquisición de los Super Étendard Modernisé dados de baja por la Marine francesa, declarando ante la prensa que “…estamos comprando Super Étendard para la Armada…”. Sus palabras dejaron entrever que actualmente está en curso el proceso de compra pero (con intencionalidad o no) sin llegar a dar por confirmada la misma.

Respecto a los SEM, el Jefe de Gabinete se refirió en su reciente Informe Nº 105 ante la Cámara de Diputados. La información allí brindada hizo referencia al ofrecimiento, las características del mismo y si el material en cuestión cumple las normativas medioambientales. A continuación transcribimos lo expuesto en la pregunta nº 742:

El ofrecimiento fue efectuado el 21 de Marzo pasado, por un monto de 12,55 Millones de Euros.

– Cantidad de Aviones: 5

– Costos de la Operación: La operación comprende la compra del material (€12,55 Millones) y su transporte hasta la Base Aeronaval Comandante Espora (€1,68 millones).

– Antigüedad de los Aviones según el número de serie: 1978 – Nº1 / 1980 – Nº 31 / 1981 – Nº41 y Nº44/ 1982 – Nº51.

– Cantidad de Motores: 5 Instalados y 10 como parte del paquete de repuestos.

– Lote de Repuestos.

– La provisión incluye un simulador de vuelo, como así también varios bancos de pruebas para efectuar calibración y mantenimiento.

– Cumplimiento de las normativas en materia medioambiental en cuanto a su composición y eventual uso: Sí, el último material que contenía asbestos (pastillas de frenos) fue reemplazado por producción nacional libre de asbestos.

SEM «51» operando desde el portaaviones Charles de Gaulle. Esta aeronave en particular sería una de las destinadas a la Aviación Naval, de concretarse la compra. Imagen: Marine Nationale

La incorporación de los SEM sin duda es una oportunidad única para la Aviación Naval a los fines de recobrar capacidades, la cual se lograría con el desembolso de un monto mínimo (por lo menos para los números que se manejan respecto a sistemas de armas nuevos). La vigencia e importancia del SEM fueron oportunamente señaladas por el Comodoro de Marina (R) VGM Eduardo Ligio Ganeau en su artículo “La recuperación y puesta en valor del componente aéreo de la Armada. Los aviones Super Étendard Modernizados.”

P-3C Orion.

Recientemente, la intención de incorporar P-3C Orion tuvo eco en medios extranjeros especializados pero lo cierto es que el COAN ha mantenido interés en los P-3C Orion de la US Navy desde hace un buen tiempo. La disponibilidad de los veteranos aviones de patrulla marítima norteamericanos se da a medida que son dados de baja, luego de haber sido reemplazados por los Boeing P-8A Poseidon. Para agosto de este año, la US Navy operaba en sus escuadrones alrededor de 85 Orion, la gran mayoría de ellos (6) en unidades con asiento en la Naval Air Station Whidbey Island, Washington. Precisamente esta habría sido la base visitada por una comisión de la Armada Argentina a los fines de inspeccionar los P-3C Orion plausibles de ser transferidos.

Con el retiro de los “A” y “B”, la versión “C” pronto se convirtió en el caballito de batalla de la US Navy, habiendo recibido una serie de modificaciones que garantizarían la actualización de sus distintos sistemas así como la extensión de la vida útil de su célula. Estos últimos trabajos, considerados críticos a los fines de asegurar la operatividad de la flota de Orion hasta la llegada del P-8 Poseidon, se centraron en algunas secciones del fuselaje, alas, estabilizadores, etc. Pese a que su vida útil no es ilimitada, aquellas unidades con horas remanentes serían un más que interesante complemento para los P-3B TAC/NAV/MOD del COAN.

P-3B Orion 6-P-56, previo a los trabajos de inspección y revitalización. Imagen: Zona Militar

Cabe recordar que actualmente uno de los Orion de la Armada (el 6-P-56) se encuentra en la FAdeA “Brigadier San Martín”, donde está recibiendo una inspección, trabajos de mantenimiento y revitalización, no habiendo trascendido oficialmente mayores detalles respecto al avance del programa. Hasta no hace poco, la Escuadrilla Aeronaval de Exploración contaba solamente con un P-3B operativo, el cual sufriría de ciertas limitaciones estructurales (una de las recientes licitaciones realizadas en EEUU apuntó a la compra de repuestos para la estructura, más precisamente un herraje)

Las vastas extensiones marítimas de la Argentina no solo hacen necesaria la incorporación de los P-3C Orion y justifican la modernización de los P-3B, sino que también se debería hacer hincapié de cara a la recuperación y obtención de nuevas capacidades, tales como guerra antisubmarina, antisuperficie, etc. Si se contara con una flota adecuada (tanto en número como capacidades), incluso los Orion podrían prestar asistencia en la frontera norte del país, brindando apoyo en lo referido a tareas de  vigilancia y reconocimiento gracias a su autonomía (similar función han cumplido los Orion y Aurora canadienses en Irak).

Turbo Mentor y Sea King.

Sea King del Comando de Aviación Naval operando desde la cubierta del rompehielos ARA Almirante Irízar. Imagen: Armada Argentina.

No menos importantes son los trabajos que se vienen realizando en los T-34C Turbo Mentor y en los helicópteros Sea King. Estos últimos han sido recuperados paulatinamente, principalmente con el objetivo de formar el Grupo Aéreo Embarcado que seguramente se destacará con el rompehielos ARA Almirante Irízar Q-5 y que constituirán parte de los medios de la Armada para dar apoyo la próxima Campaña Antártica de Verano.

En cuanto a los Turbo Mentor, las novedades se han mantenido con las distintas licitaciones realizadas  por la Misión Naval Logística en los Estados Unidos en los últimos 4 meses, las cuales han incluido la adquisición de partes para la estructura, hélices, tren de aterrizaje, sistema eléctrico, motor y parabrisas. Cabe recordar que en el mes de julio ingresó a la FAdeA el primer ejemplar de T-34C Turbo Mentor a los fines de iniciar los trabajos de modernización. De marchar según lo previsto, y una vez finalizados los trabajos en el primer ejemplar, se definirá si el resto de la flota también será modernizada en FAdeA o si lo harán en instalaciones y con personal de la Armada Argentina bajo asistencia de FAdeA.

6 COMENTARIOS

  1. Celebro la publicación del articulo.
    Una gran fortaleza de la Armada ha estado en la conservación de su organización logística y capacidades de mantenimiento, a pesar de las severas restricciones presupuestarias. La tercerización hubiera sido el acabose, tal como ocurriera con la ex Fabrica Militar de Aviones/FADEA.
    Frente a la confianza derivada por la Armada hacia afuera de su jurisdicción en esta empresa aeronáutica del Estado para favorecer una oportunidad de su recuperación, queda ahora que la empresa FADEA haga honor al desafío planteado con el mantenimiento de las unidades de la Armada y, a mi humilde juicio, que paralelamente la Armada nunca se desprenda de sus capacidades de mantenimiento. Por lo menos, hasta que éste sea otro país. Caso contrario, el riesgo de perder todo sería extremadamente serio.

  2. Dios quiera que se pueda modernizar y poner a punto nuestra queridisima armada argentina, especialmente los super que estan hangarados y preservados desde el 2014, son celulas pocas horas de vuelo y mucha vida x delante, los tecnicos y pilotos de la armada son muy capaces y profesionales.-

  3. LA DECISION POLITICA, YA SIDO HECHA PUBLICA. LOS MEDIOS AEREOS SERAN EXCLUIDOS DEL AMBITO DE LA A.R.A. EL COMANDO DE AVIACION NAVAL DESAPARECERA O QUEDARA REDUCIDO A LA LUCHA Y DETECCION ANTISBUBMARINA, EN SEGUNDO ORDEN…PROBABLEMENTE SOLO OPERACIONES S.A.R. CON EL BENEPLACITO DEL JEMGARA

  4. Con la superficie marítima a cubrir la Armada requiere de material aéreo de patrullaje y vigilancia, hasta que no se vuelva a poseer un portaaviones tener una gran escuadra de ataque no se hace muy posible.
    Es necesario renovar la flota de helicópteros y, por supuesto, los S2 Tracker por los S3 Viking.

  5. Argentina no va a volver a poseer portaaeronaves de cualquier clase en un futuro ni siquiera lejano, por una cantidad de motivos de orden económico, político y geopolíticos que escapan a este breve espacio. Es cierto que se ha tomado la decisión política de quitarle el brazo armado a la ARA. Se van a mantener los SuE porque constituyen una poderosa fuerza antibuque, y daría la impresión que van a ser modernizados en el corto y mediano plazo. Quizá la modernización no sea muy extensa y no alcance a la totalidad de las células almacenadas (entre 10 y 11) y seguramente seguirán siendo operativos (algunos) hasta 2025-30, que se jubilarán por obsoletos. Las misiones que se le encomendarán al C.A.N.A. (de no desaparecer) serán principalmente la salvaguarda de los mares y costas nacionales (ASW, ASuW, SAR, y campaña antártica). Se intentó trasladar la instrucción primaria y básica a la FAA pero además de falta de material adecuado (que pudo ser solo coyuntural) se encontraron serias divergencias específicas entre ambas armas, lo que ha hecho que se vuelvan a poner en servicio los T-34 C Turbo Mentor que habían dejado de volar y vuelva a pensarse en la posibilidad de adquirir sus propios reactores de entrenamiento, específicamente los Pampa III «navalizados» (no para portaaviones como se pensaba modificarlos a fines de los ’80 eh). Esta vez, estos reactores si se adquieren (lo dudo) serían para entrenamiento puro, sin capacidad de ataque, como estaban pensados los viejos Aermacchi/Xavantes. La escuadrilla de Sostén Logístico (transporte) no tiene material actualmente; quizá se consiga algún C-295 de transporte, de otra manera , será otra tarea que la ARA perderá y deberá confiar en la FAA, todo lo cual constituye en una reducción importa de sus capacidades, con tendencia a la desaparición.

Deja un comentario