Zona Militar - Desde la Sociedad por la Defensa
Mirage F1 almacenados en Châteaudun. Imagen: AdA.

Textron Airborne Solutions busca quedarse con el programa de adversarios aereos (ADAIR) de la Fuerza Aerea de los Estados Unidos y adquiere 63 Mirage F-1.

ATAC, que fue adquirida por Textron en 2016, el dia 5 de Septiembre tomo posesion de esta flota desprogramada incluyendo la logistica de soporte mas 150 motores. Textron busca utilizar los aparatos para ganar el programa que sera anunciado en breve, el mismo solicita casi 150 aeronaves para satisfacer las necesidades de aeronaves agresoras para entrenamiento.

Textron esta actualizando los aparatos con interferidores con capacidad digital de memoria de radio frecuencias (DRFM) y radares de barrido electronico (AESA). El CEO de la empresa, Jeffrey Parker, declaro que «este es un programa claramente enfocado en capacidades AESA».

Mientras que los 63 aparatos marcan una importantisima incorporacion de parte de un privado, Textron continua buscando mas aparatos para poder satisfacer el requerimiento total de la USAF. Sin embargo, las opciones se estan agotando para aeronaves que puedan sostenerse mas de diez años en servicio o aun tengan una linea de logistica disponible.

Textron ha suspendido todos los esfuerzos de compra en paises del bloque oriental europeo. «Hay algunas aeronaves del bloque oriental con las que nuestros combatientes podrian entrenar pero no tienen un buen historial de sosten y mantenimiento, lo mismo en el manejo de su documentacion y la trazabilidad algo en lo que la industria hace mucho enfasis ahora».

«Cuando encuentras cosas que hacen atractiva una aeronave, luego comienzan a esfumarse, por estas razones, por politica e incluso porque el departamento de estado de los Estados Unidos no permite equiparse a partir de aeronaves de multiples origenes».

El contrato ADAIR valuado en 15 mil millones de dolares requeriria casi 37 mil horas de servicio aereo adversario para la escuela aerea del Ala Aerea 57 de la USAF y los eventos Red Flag asi como pruebas operaciones y misiones de evaluacion en la base aerea Nellis. La USAF espera presentar un requerimiento final en Enero 2018 y luego adjudicar el contrato durante 2019.

La USAF adjudico un contrato de corto plazo para Draken International en 2015, luego del cierre del Escuadron Agresor 65 y la desactivacion de sus 19 F-15 los cuales daban servicio de agresores en la base aerea Nellis. En un año, este contrato de 4500 millones de dolares marco un cambio de direccion de la utilizacion de recursos propios a la contratacion de servicios privados para la Fuerza Aerea de los Estados Unidos.

«En un mundo ideal, tendriamos los recursos para mantener los escuadrones de agresores y poder mantener todo internamente» dijo el General Mike Holmes, jefe del Comando de Combate Aereo de la USAF. «En el mundo que vivimos ahora, no quiero tener que ceder un escuadron de combate para poder mantener un escuadron agresor debido a limitaciones presupuestarias. Lo mejor que podemos hacer es ver si podemos contratar ese escuadron agresor en el sector privado».

Sin embargo, contratar recursos privados es solo una medida temporal y Holmes declara que la USAF ya contempla en su presupuesto eventualmente regresar a capacidades organicas. El contrato muy probablemente dure mas de un año, la posibilidad parte de crear un escuadron agresor a partir del resultado del programa T-X, el cual dependera del resultado que tenga el Comando de Educacion Aerea y Entrenamiento.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.