Tal como informa Clarín en su edición de hoy, la Fuerza Aérea Argentina estaría evaluando distintas opciones a los fines de proveer cobertura aérea a la Cumbre de Jefes de Estado del G20 a realizarse el año que vienen en Buenos Aires.  Las posibilidades que menciona el matutino porteño son el alquiler de 2 a 4 cazabombarderos F-5EM a la Força Aérea Brasileira destinados a la Fuerza Aerea Argentina así como el interés que mantiene la Armada Argentina para hacerse de un lote de los ya desprogramados Super Etendard Modernisé (SEM) ex-Aeronavale francesa.

Como es bien sabido, la situación de la aviación de caza de la Fuerza Aérea Argentina es sumamente crítica: Con el pase a retiro del sistema de armas Mirage III / Finger, la capacidad de intercepción fue perdida y el rol actualmente fue asumido con los A-4Ar Fightinghawk (los cuales mantienen una baja disponibilidad pese al esfuerzo del personal técnico del GT5), IA-58 Pucará y en los entrenadores avanzados IA-63 Pampa II / II-40.

Pese a estas limitaciones, hace pocos días se pudo apreciar a los A-4Ar e IA-63 operando tanto en Mendoza (Cumbre Mercosur) así como desde Palomar, donde tomaron parte del dispositivo de seguridad local desplegado durante la visita del Vicepresidente norteamericano Mike Pence, y sin duda como un ensayo previo para lo que será la cobertura de la cumbre del G20.

Aves brasileñas sobre cielos argentinos

Segun trascendidos del Ministerio de Defensa, este ofrecimiento consistiria en 2 a 4 aparatos por un plazo aproximadamente de dos meses, sin embargo, esta no seria tampoco la unica propuesta latinoamericana recibida por el estado argentino.

De acuerdo a lo informado por Clarín y según sus fuentes “…Sin caza interceptores no estamos en condiciones de repeler una agresión por medios aéreos. El G20 es un desafío, va quedar en evidencia que no podemos cumplir con nuestra responsabilidad institucional. Por eso se evalúa la alternativa de los F-5…»

De seguir con la opción brasilera se tienen que evaluar distintos aspectos y cuestiones no menores: costos operacionales, personal que los operará, cantidad necesaria para garantizar mínimo de patrullas aereas disponibles, despliegue de personal técnico (equipamiento, armamento, etc), reabastecimiento aéreo, etc.

Piloto argentino operando en SF-5M del Ejército del Aire de España.

En cuanto a los pilotos, el artículo citado previamente menciona que se aprovecharía la experiencia de personal argentinos adquirida en los SF-5M del Ejército del Aire Español (los cuales oficiaron de instructores en el ALA 23), pero sin duda se necesitará que los mismos realicen cursos y capacitaciones a los fines de ser habilitados por la FAB. En su defecto, podríamos estar hablando de que directamente tripulaciones mixtas se encarguen de pilotear los F-5EM/FM, con todos los requerimientos y aprobaciones legales que esto significa.

El F-5EM.

Habiendo entrado en servicio en 1975, actualmente la Força Aérea Brasileira opera 49 F-5EM/FM distribuidos en cuatro escuadrones de la FAB: el Pampa 1°/14° GAV, con asiento en Canoas (RS); El Pacau 1°/4° GAV, con aseinto en Manaus (AM); El Jambock 1°/4° GAV y el Pif Paf 2°/° GAV, con asiento en Santa Cruz (RJ).

En 2006 la FAB inició un proceso de modernización de sus F-5E y F-5F del cual participaron Embraer y Elbit (con su subsidiaria AEL Sistemas S.A.) y que consistió en un gran número de mejoras, entre ellas: sistema de reabastecimiento en vuelo, radar SELEX Galileo Grifo F/BR, RWR, IFF, full-glass cockpit, provisión de datalink, HOTAS, nuevo HUD, sistema OBOGS, etc. Uno de los aspectos más importante fue la integración de moderno armamento aire-aire, tal como misiles Phyton 4, Derby y MAA-1 Piranha.

5 COMENTARIOS

    • Diego me parece que tiene un problema particular con los Brigadieres, Ahora me entero que el gobierno actual pudo ganar las elecciones gracias a sus votos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.