Segun el medio Jane’s, la Argentina mantiene el interés de contar en un futuro próximo con un buque de asalto anfibio (LPD), contemplando adquirir uno de segunda mano o construyendolo localmente en ARS.

A razón de la visita del vicepresidente de los Estados Unidos, la Armada Argentina se inclinó a discutir la transferencia de un buque LPD de segunda mano clase Austin, de los que esta marina dispone en numerosas cantidades en situación de reserva.

Según lo mencionado por el medio, Mike Pence demostró “simpatía” en el interés argentino por esta clase de buques.

La intención argentina se estructura en poder hacerse con un buque de despliegue principal que sirva también como vector de misiones secundarias, como apoyo en catastrofes, ademas de poder brindar soluciones considerables en el despliegue de medios hacia misiones bajo mandato ONU.

Pese al manifiesto interes, autoridades de defensa no han terminado de definir una opcion pese a que las partidas ya se encuentren establecidas en sucesivos presupuestos anuales.

Publiidad

8 COMENTARIOS

  1. hace unos siglos atrás propusimos lo mismo. En la Armada, o algunos sectores era favorable como solución interina. Eso si bajo régimen de alquiler.

  2. Si se incorpora un clase Austin seria un absurdo y una contradicción, pensar que los clase ourage y ouragan franceses ( y hasta esos eran diésel y no vaporeros como este) rechazados en su momento eran contemporáneos de esta nave de asalto anfibio, si fuera un clase Whidbey Island seria ya otra cosa muy diferente, ojala sea este ultimo, seria sumar una capacidad importante a la ARA pero si es un clase Austin mucho me temo que se repetirá la historia del portaaviones sao pablo, mas tiempo en puerto que navegando y con mas problemas que los perez garcía…

  3. Lo mejor seria hacerlo en el pais y sino comprar uno nuevo, los makassar era una buena opcion, ademas Pence que no va a a estar simpatico con la idea si nos van a vender su chatarra a precios irrisorios

  4. No creo que EEUU nos venda un buque de asalto anfibio, éso sería aumentarnos la capacidad de desembarco y no creo que su amiga Inglaterra lo vea con buenos ojos. Cualquier otra oferta sería más posible: el LPD clase San Giusto Italiano; el Makassar Coreano; hasta uno francés que no son los mejores…pero si la seguimos pensando dentro de unos años no vamos a tener ni barcos, ya estamos quedándonos sin submarinos y el proyecto quedó congelado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.