por Mariano Bartolome*

Tras dieciocho meses de ejercicio, el Ejecutivo no ha logrado elaborar un plan concreto para afrontar la situación que atraviesa el sector Defensa. El período de gobierno previo al actual fue el lapso de mayor desinversión en Defensa de que se tenga memoria. El eje se desplazó a la cuestión de las relaciones cívico-militares, la ideología permeó ámbitos que no debía y no se invirtieron recursos genuinos, pese a que se completaron los ciclos de planeamiento necesarios.

Salvo el cese de la estigmatización a las Fuerzas Armadas, el Gobierno no ha cambiado esta situación. Es cierto que impulsó la culminación de las reparaciones del rompehielos Almirante Irizar y que intentó recuperar capacidades perdidas, sea mediante algunas compras puntuales, aprovechando convenientes oportunidades -los aviones Super Etendard adquiridos en Francia- o encarando procesos de modernización y prolongación de la vida útil.

Adquirir medios para la Defensa demanda un planeamiento que incluya su ejecución en un horizonte temporal claramente establecido. ¿Queremos contar con Fuerzas Armadas para hacer qué? ¿Cuánto dinero estamos dispuestos a invertir en lograrlo, en cuánto tiempo?

¿Adecuaremos nuestras instituciones militares a los parámetros de la seguridad internacional del siglo XXI o nos mostraremos impermeables a ellos? Nuestra “limitación extrema” parece orientar la respuesta a la segunda opción. Sin embargo, por la primera alternativa parecen manifestarse absolutamente todas las naciones del hemisferio. Incluso los modelos más parecidos al argentino, correspondientes a los otros países del Cono Sur, exhiben notables grados de flexibilidad frente al nuestro.

Profesor de la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones nacionales de la Universidad Austral

5 COMENTARIOS

  1. Inviertan, modifiquen el PBI, la defensa es una inversion no un gasto manga de inutiles, todos y cada uno de los politicos argentinos… son una desgracia para el pais; Proveer a la defensa común. Es un objetivo fundamental del Estado. Se propone otorgar al poder federal las fuerzas suficientes para la defensa del propio Estado, de las provincias y de la población. Significa también la defensa de la Constitución, de la comunidad y, con ella, de la persona humana.
    La defensa común que debe proveerse está por encima de intereses individuales y grupales, de banderías o sectores.

  2. Excelente nota, muy bien expresado y claros los conceptos. Desde mi punto de vista opinaría que “en el corto plazo” el gobierno presente un programa de medidas específicas para las FFAA abarcando todos los puntos que hacen al sentido y justificación de su presencia, sin entrar en la retórica de promesas que no se cumplen y con las consecuencias que hoy están a la vista por el estado en que se encuentran.

  3. Pienso que debemos pensar hacia adelante, y dejar atras los errores de gobiernos pasados. En estos momentos, el mundo esta convulsionado, por una crisis sistemica del modelo de acumulacion capitalista, que se manifiesta, entre otros aspectos en reduccion de la tasa de beneficios de los grandes grupos concentrados, que por esta razon, para contrarestar este proceso, hacen caer, el peso del ajuste sobre los llamados costos laborales, que se reducen, con desocupacion creciente, y politicas recesivas, por uso del salario, como variable de ajuste, complementado con importaciones crecientes, que destruyen Pymes argentinas,y consecuentemente, puestos de trabajo de argentinos, para beneficio de puestos de trabajo de los paises, de los que provienen las importaciones. Estas politicas,contra los derechos adquiridos por los trabajadores, genera situaciones sociales, indeseables, que se agravaran, con los supuestos ajuste futuros, de las leyes laborales, que serian similares a las reformas implementadas, por el gobierno ilegìtimo de Brasil. El alto endeudamiento, para cubrir el Deficit creciente, que se esta usando en gran parte, para financiar la fuga de capitales, y no para crear condiciones de repago futuro, ponen en peligro nuestros recursos “no renovable”, que se estan extinguiendo, en un mundo donde crece la poblacion mundial, y la riqueza y el Ingreso se concentran de manera desmedida. Luego, necesitamos Fuerzas Armadas, modernizadas, y muy bien pertrechadas, para la defensa de nuestra soberania de recursos, y no para ser usadas para reprimir al pueblo argentino, o para atacar a paises hermanos, o para consolidar nuestra categoria de “patio trasero”.

  4. Luis Beltran Atienza Informate un poco!!! Date cuenta de que los gobiernos sean de “izquierda”, “progresistas” como NCK y CFK, o de derecha como MM, no van a invertir en Defensa nunca, no porque no haya plata como dice Macri (cosa que es mentira), sino porque el Poder Real (que es el que le da el poder a los presidentes, inclusive hasta el presidente de EE.UU., que maneja la Reserva Federal de los EE.UU., etc) que son “judios” no deja que inviertan en Defensa porque quieren nuestra patagonia (Plan Andinia) y los ingleses no quieren perder Malvinas. Y tanto Macri como los K, Menem y Alfonsin son y fueron titeres de LOS SIONISTAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí