Brasil busca conseguir 36 aviones de ataque nuevos para su flota

La marina de guerra brasileña hacía la adquisición de los nuevos combatientes marítimos de Gripen.

4
Imagen cortesía de Jane´s 360

 

La Marina de Guerra de Brasil asignó un funcionario al Comité de Coordinación del Programa de Aviones de Combate de la Fuerza Aérea Brasileña para monitorear la adquisición por parte de la Fuerza Aérea,  de 36 aviones de combate Saab F-39 Gripen.

El Saab F-39 Gripen, de origen sueco, es un caza polivalente de monomotor y ligero. El propósito de su desarrollo era construir un avión de ataque  y de reconocimiento aéreo que pueda sustituir a los Saab 37 Viggen, y a los Saab 35 Draken, como también lograr el nivel de prestaciones que posee el F-16 americano. Ahora, la Marina de Guerra de Brasil pretende adquirir 36 de estos aviones. Dicha información fue prevista por la Marina brasileña el pasado 18 de julio, y recalca el gran interés  en la compra de un Gripen.

La Saab Aeronautics se esfuerza por desarrollar la versión naval del jet Saab F-39 Gripen denominada Gripen M (Maritime), y según las fuentes, la Marina brasileña también estaría interesada en adquirirlos.

El servicio busca potencialmente reemplazar a su flota de cazas AF-1,  AF-1A (A-4KU / TA-4KU Skyhawk), de los cuales nueve AF-1 de un solo asiento y tres AF-1A de dos asientos están siendo modernizados por Embraer al estándar AF-1B y AF-1C, respectivamente.

 

4 COMENTARIOS

  1. Los aviones con capacidad para ser embarcados también pueden ser utilizados desde bases en tierra sin problemas. Eso significa que, si llegado el día Brasil construye un portaaviones, ya no tendría que preocuparse por adquirir los aviones que serían embarcados en el mismo. Los 36 aviones que contrató Brasil no van a ser los únicos que va a comprar.

  2. Nuestro problema de defensa actual no proviene de una potencial guerra con un estado vecino, tal cual han sido las hipótesis de conflicto históricas, o de un enfrentamiento con Gran Bretaña por más justificado que podamos creerlo o por más concenso popular que algún gobierno pudiera obtener, pues serían totalmente inviables en el contexto actual. Ningún gobierno en su sano juicio sería capaz de suicidar a nuestra nación de esa manera… Pero sí que tenemos una guerra pacífica en marcha hace mucho tiempo y no estamos equipados. Se trata de la mayor depredación que se pueda haber hecho alguna vez a alguna nación como se hace en nuestras aguas territoriales con nuestra riqueza ictícola. Argentina no tiene actualmente ningún tipo de respuesta adecuada a semejante ofensiva. Es una guerra silenciosa, lenta y constante… Y estamos perdiéndola! Ahí hay que poner recursos y planificación. Deben cambiar primero nuestras leyes, y después tener los recursos humanos y materiales para defender las. Hay que cambiar la bocha muchachos… No necesitamos tantos jets supersónicos con armas inteligentes para luchar contra vecinos o superpotencias. No necesitamos 200 cazabombarderos, con 24-30 alcanzan, y otros 30 capaces de actuar como apoyo en misiones menos sofisticadas son suficientes (entrenadores/ataque). Hay que reforzar el CANA con aviones de patrulla con capacidad ASW y ASuW, además de SAR y mantener la capacidad de ataque naval que podría representar una fuerza operativa de SuE armados con misiles AB (8-10 operativos) y dotar a la ARA no con un futuro portaaviones, sino numerosos patrulleros de altura capaces de respondwr a esas amenazas (algunos portsntes de helicópteros). Hay desarrollar y equipar las FAS de seguridad, especialmente Prefectura y Gendarmería para evitar el enorme flujo de contrabando de estupefacientes, especies animales y mercaderías de contrabando que nos están envenenando y sangrando enormemente. El EA no debería pensar en tanques sino en una fuerza de rápido despliegue muy bien equipada y entrenada, y sistemas AA y AT. Esas son las soluciones de defensa que nuesteo país necesita hoy.

Deja un comentario