El Ministerio de Defensa ruso está considerando el desarrollo de un avión embarcado de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) basado en los desarrollos de la familia Yakolev, dijo este martes el vice ministro de Defensa, Yury Borisov.

ZHUKOVSKY (Sputnik) – El avión S/VTOL se basaría en los cazas de la familia Yakolev (Yak-38 y Yak-141/41M).

«El Ministerio de Defensa está discutiendo con nuestros fabricantes de aviones el desarrollo de un avión de despegue y aterrizaje corto, posiblemente con capacidades de despegue y un aterrizaje vertical, que seria un desarrollo de la línea Yak», dijo Borisov durante MAKS-2017.

Actualmente, Rusia posee solamente un crucero portaaeronaves, el Almirante Kuznetsov. A finales del mes pasado, el Vice-Adm. Viktor Bursuk, comandante adjunto de la Armada de Rusia encargado de las adquisiciones, dijo que la armada rusa está planeando la construcción de un nuevo portaaviones para acompañar al almirante Kuznetsov.

Cabe recordar que el Bureau Yakolev tiene una larga historia en el desarrollo de aeronaves S/VTOL embarcadas. Su primer desarrollo en este campo fue el Yak-36, que volo por primera vez en 1963, una aeronave netamente experimental destinada a evaluar el vuelo y operacions S/VTOL. A este siguio el Yak-38, que volo como prototipo en 1971 y entro en servicio con la armada soviética en 1976. Del Yak-38 en sus diversas variantes se produjeron unos 231 aeronaves (143 Yak-38A, 38 Yak-38U, 50 Yak-38M) que operaron desde bases terrestres y en los 4 portaviones clase KIEV (KIEV, MINSK, GORSHKOV y NOVOROSSIYSK) los cuales en general llevaban 12 monoplazas y 3 biplazas.

Yak-38M en aterrizaje vertical con el último esquema operacional aplicado

Operacionalmente el Yak-38 ha sido considerado mas como un avión provisional para adquirir experiencia aeronaval. Su escasa superficie alar, su inadecuado empuje, la carencia de radar multimodo y armamento integrado y su poca capacidad de carga (en ambientes cálidos no puede despegar en modo STOL con toda la carga de combustible y combate) no lo hacían muy apto para el combate aéreo moderno. La dependencia del computador de control asociado a la guía del buque madre lo limitaban para el uso en la guerra terrestre. Durante los años 1980-81 fue evaluado en combate en Afganistán demostrando una reducida capacidad de carga bélica y una alta tasa de accidentes. En total se perdieron unos 37 Yak-38, la gran mayoría en operaciones en tiempo de paz.

Una de las escasas imágenes de un yak-38 operando en Afganistan

El reeemplazo del Yak-38 iba a ser el Yak-41, un caza polivalente supersónico y S/VTOL,  equipado con un radar multimodo similar al del MiG-29, AAM de corto y mediano alcances y armamento aire-superficie inteligente. El Yak-41 levanto vuelo por primera vez en 1987, solo se completaron dos prototipos y el proyecto se cancelo a mediados de 1991.

Uno de los prototipos del Yak-41/141 Freestyle junto a un Yak-38M Forger

Posteriormente Yakovlev siguio con sus estudios conceptuales, y avanzo con el Yak-43, un Yak-41 mejorado equipado con el mas potente turbofan Kutznetsov NK-321, el propulsor del  Tupolev Tu-160, y avanzo en estudios sobre una variante furtiva, pero todos esos trabajos se detuvieron ante la falta de interes del ministerio de defensa ruso.

Es probable que Yakolev retome esos trabajos, si es que ya no lo hizo, en base a la nueva situación geopolitica y las intenciones de Rusia de rearmar sus fuerzas armadas y fortalecer a su armada.

Yak-41 en vuelo vertical
Maqueta del Yak-43
Una variante furtiva del Yak-43

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.