Aniquilar Corea del Sur es una tarea fácil

La Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA) ha criticado duramente los ensayos de misiles que EEUU y Corea del Sur realizaron recientemente como respuesta al lanzamiento de un misil balístico por parte de Pyongyang.

0
Imagen cortesía de Sputnik

 

El medio estatal norcoreano calificó a Seúl en una noticia como un conjunto de “títeres y gánsteres militares”, a la vez que anunció que “aniquilar a las fuerzas surcoreanas será tan fácil para Pyongyang como zamparse un trozo de tarta”. Según la KCNA,  Corea del Norte “es capaz de destruir incluso a EEUU, que está al otro lado del océano”.

Los norcoreanos han proclamado que su misil balístico intercontinental puede impactar “con su larga y pesada ojiva nuclear en el mismo corazón del país norteamericano”.

Lo que ha llamado más la atención de la nueva prueba de Corea del Norte es que coincidiera con los festejos por el Día de la Independencia de EEUU, algo que la Agencia Telegráfica Central de Corea calificó, en palabras del líder del país, Kim Jong-un, como “un regalo para los bastardos estadounidenses”.

Tras saberse del lanzamiento del misil norcoreano, Washington y Seúl celebraron inmediatamente ensayos de misiles como respuesta a lo que consideran acciones desestabilizadoras de Pyongyang, reza el comunicado del Ejército de EEUU.

El ensayo del misil balístico intercontinental representa una nueva escalada y una amenaza para EEUU, sus aliados y sus socios en la región y en el mundo”, dijo por su parte el secretario de Defensa, Rex Tillerson. El diplomático estadounidense subrayó que “una acción global es necesaria para detener una amenaza global”, en referencia a Corea del Norte.

Durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora de EEUU en el organismo, Nikki Haley, afirmó que, con sus acciones, Pyongyang “había cerrado la posibilidad de una solución diplomática del conflicto” y que Washington estaba listo para utilizar la fuerza contra el país asiático si fuera necesario.

Además, la diplomática presionó a China —que es el principal aliado de Corea del Norte en la región— y propuso sancionar a Pyongyang. “La comunidad internacional puede cortar las fuentes de divisas (…) nosotros podemos restringir el flujo de petróleo a sus militares y programas de desarrollo de armas. Podemos incrementar las restricciones aéreas y marítimas”, concluyó  Haley.

Deja un comentario